​El alcalde morado de Cádiz, ‘Kichi’, defiende su “piso de currante”: “Vivir como gente corriente para representarla”

José María González afirma que el código ético de Podemos “no es una formalidad”
|


Kichi

Kichi y Teresa Rodríguez en la manifestación 'No en mi nombre'. Fuente: Europa Press


En plena polémica por la compra de la vivienda particular por más de 600.000 euros de Pablo Iglesias e Irene Montero, el alcalde morado de Cádiz, José María González, defiende este viernes que el código ético de Podemos “no es una formalidad” sino “el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo”. Al tiempo ha asegurado que por eso “ni lo ha pensado ni quiero dejar de vivir y criar a mis hijos en un piso de currante el barrio gaditano de La Viña”.


Así se ha manifestado ‘Kichi’ en un comunicado emitido por la formación en el que informa de que ha donado el 40% de su sueldo de marzo y abril (la cantidad que excede del salario limitado recogido en el código ético de Podemos) a la Asociación de Familiares de Enfermos Duales (AFEDU), con problemas de drogodependencia y otros trastornos psíquicos.


González, que no menciona en este escrito lo adquisición del chalet de los dirigentes morados que tanta polvareda ha levantado en la política española, ha afirmado ni se ha planteado ni quiere dejar de vivir en su piso “de currante” en el barrio de La Viña con su compañera, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez: “Ya es bastante privilegio vivir en La Viña, en Cádiz y con Teresa, por eso no recibo otros ingresos y por eso no genero más ahorro que el que dono cada mes”, ha agregado.


Para el alcalde gaditano, que se comprometió al inicio de su mandado a cobrar lo mismo que recibiría como profesor de secundaria, el objetivo de la donación que realizan todos los cargos públicos de Podemos “no es la donación en sí misma, es no parecernos a la casta, es no ser como ellos porque vinimos a desalojarlos a ellos después de que hubieran estado desahuciando por miles a nuestra gente, es no vivir como ellos, es parecernos al pueblo que nos eligió y al que seguimos siendo leales”.


El regidor, sin sueldo del Ayuntamiento de Cádiz, ha explicado que ha cobrado como diputado provincial un total de 6.577’48 euros entre los meses de marzo y abril, de los cuales ha donado el 40%. En este punto ha señalado que este mes ha donado un total de 2.630 euros a AFEDU, mientras que en anteriores ocasiones las donaciones han ido destinadas, entre otras, a entidades gaditanas de personas sin hogar, comedores sociales o colectivos de trabajadores despedidos. 


   Militantes de Podemos molestos con las explicaciones de Iglesias y Montero por la compra de su chalet
   Tránsfuga de Podemos afirma que el PSPV le ofreció un sueldo de 3.500 euros para evitar la alcaldía del PP en Alicante
   ​Bescansa ofrece a Errejón una alianza para relevar a Pablo Iglesias al frente de Podemos