El exdirector del Cisneros reconoce que había “interés” en la Comunidad por la situación académica de Casado

|


Casado

Pablo Casado. Fuente: Europa Press


El exdirector del CES Cardenal Cisneros, Alberto Pérez de Vargas, considera que “no hay razón para sospechar” que el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, recibió allí trato de favor para terminar su carrera de Derecho, aunque admite que “había interés” en la Comunidad de Madrid por su situación académica.


El docente se refiere al año 2007, cuando él dirigía este centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el popular, que obtuvo aquel año su escaño en la Asamblea de Madrid, llegó con su expediente del Icade para terminar sus estudios y allí “pasó por todo lo que tenía que pasar” para completar su carrera.


“No hay ninguna razón para sospechar que le aprobaran por un favor, que por otra parte es rarísimo en la Universidad, porque te puede caer mejor o peor y eso puede influir en tu forma de calificar, pero es muy difícil que alguien tergiverse la calificación de un alumno”, ha dicho Pérez de Vargas en declaraciones a Onda Cero.


Sin embargo ha reconocido que “Casado era un muchacho prometedor para las filas del PP y tenía muy buenas amistades en la Comunidad de Madrid”. En este sentido ha declarado que él, como director del Cisneros, era “consciente del interés que tenían” en la administración por el popular.


En declaraciones a la cadena SER, Pérez Vargas ha contado que el “alumno llegó allí con dos profesores, me lo presentaron como secretario o presidente de Nuevas Generaciones del PP, estuvo en mi despacho, me explicó que venía de Icade y que quería convalidar y me quería hacer llegar los programas para que yo se los hiciera llegar a los profesores”.


El docente ha afirmado que esa práctica no es habitual, salvo que sea el hijo de un amigo que te lo manda” y ha añadido que se trataba “sin duda de un hombre que venía naturalmente, de alguna forma cobijado o ayudado por las autoridades de la Comunidad, pero nada más que eso”. Y en la misma línea ha asegurado que "había en el ambiente una sensación de que era una persona ligada a los propietarios del centro”, cuyo patronato preside el consejero de Educación y, por tanto, está vinculado al Gobierno regional.



En cuanto a Esperanza Aguirre, entonces presidenta madrileña, ha señalado que ella “estaba interesada, aunque no más que eso” en la situación académica de Pablo Casado y ha sostenido que la dirigente popular “jamás” le llamó personalmente para pedirle “ningún tipo de intervención”, si bien cree que “sí llamaba al resto de profesores”: “No tengo prueba fehaciente de que eso ocurriera, pero no hay duda de que se trataba de alguien extraordinariamente bien visto”. 


   Esperanza Aguirre afirma que es "falso" que ella presionara para aprobaran la carrera a Pablo Casado
   ​Pablo Casado niega irregularidades en su expediente académico
   ​El máster de Pablo Casado sometido a examen judicial

Comentarios