Pau López deja el Espanyol disgustado por la gestión del club: "No es por dinero, no me he sentido valorado"

|


Pau Lu00f3pez (RCD Espanyol)

Pau López, portero del Espanyol. Fuente: RCD Espanyol


El portero Pau López ha anunciado que dejará el RCD Espanyol a final de temporada, sin desvelar todavía cuál será su próximo destino, al no aceptar una oferta de renovación que a su juicio llegó tarde y lamentando la gestión de la misma que hizo el anterior director deportivo Jordi Lardín, si bien ha dejado claro que no se va por dinero sino por no haberse sentido valorado.


"No es un tema de dinero, porque de ser así hubiera ido a otro sitio. Era cosa de sentimiento, de sentirte valorado, y en este tiempo no me he sentido valorado. La temporada que viene no vestiré la camiseta del Espanyol. Nunca hablaré mal del Espanyol pero es cierto que ha habido situaciones en que la gestión no ha sido la correcta", manifestó en rueda de prensa.


Pau López lamentó que, tras no aceptar el Espanyol el verano pasado la oferta del Tottenham para hacerse con sus servicios tras su cesión de la temporada anterior, y de que le dijeran que contaban con él, intentaran a finales de agosto que negociara con el Brighton por una oferta "similar" a la de los 'Spurs'.


"No me molesta que me quisieran vender, pero sí que primero dijeran una cosa y después otra, y que la oferta que aceptan (del Brighton) sea igual a la del Tottenham", señaló. "Y me quedé por dos motivos, porque mi mujer estaba embarazada y porque aquí podía empezar jugando", rememoró, por la lesión de Diego López.


López insistió en que la gestión de Lardín no fue buena y dio detalles de por qué lo piensa. "Les dije que no me quería ir. Sigo jugando, el técnico me da continuidad y la primera reunión con Lardín es en octubre, me pregunta si tengo disposición de renovar y decimos que no estamos contentos con el trato recibido pero que estamos abiertos a una propuesta, y la primera fue el 14 de noviembre", lamentó.


Así, insistió en que la oferta del Espanyol llegó tarde y que por ello, y por no sentirse valorado, prefiere irse. "Si el Espanyol me hubiera llamado en verano hubiera firmado por la mitad del dinero que me daban en noviembre", aseguró.


"No es bonito que salgan las cantidades de los contratos que se negocia, son cosas feas que no ayudan, como que una persona te amenace con renovar o ir al banquillo. Provocas lo contrario. Hasta ahora he estado callado y todo lo que salía de mí era negativo", cargó todavía contra Lardín, ya fuera del club al ser rescindido igual que el técnico, Quique Sánchez Flores, en abril.


Aún así, negó que su decisión de irse se deba a tener una mala relación con Lardín. "No es cuestión personal, no tengo ningún problema con Jordi, le saludaba y no tenía problema pero no estoy satisfecho con la gestión del club, que escoge a una persona para hacer una labor. Òscar Perarnau es la persona indicada para llevar esa situación", manifestó sobre el actual director general deportivo blanquiazul.


"El Espanyol tuvo mala suerte de que Òscar se tuviera que ir por cuestiones personales hace dos años. Por suerte vuelve a estar aquí, es una persona de '10' en la que se puede confiar y la persona adecuada para llevar a cabo este proyecto", añadió en este sentido.


   ​Maffeo deja Girona para poner rumbo al Stuttgart
   ​El pase de Gerard Moreno al Villarreal complica algún fichaje al Espanyol
   El Atlético de Madrid batalla para que Griezmann no se marche al Barça

Comentarios