Quim Torra, el presidente del "Procés Constituent", apuesta por recuperar las leyes suspendidas por el TC

Torra lamenta que su trayectoria esté "bajo vigilancia por seis tuits publicados hace seis años"
|


Quim Torra (u00d2mnium)

Quim Torra, candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat. Fuente: Òmnium Cultural


El candidato de JxCat a presidir la Generalitat, Quim Torra, empieza fuerte. En una entrevista este viernes a TV3 ha dicho que si le invisten presidente aplicará el mandato del 1-O impulsando el "proceso constituyente" y recuperando leyes suspendidas por el Constitucional, y colgará un lazo amarillo en la fachada de la Generalitat en solidaridad con los presos soberanistas. 


Preguntado por si la desobediencia entra en sus planes, no contestado directamente y se ha limitado a declarar que "solo contemplo la posibilidad de obedecer lo que decida el Parlament, que es la expresión de la voluntad de los catalanes". 


En cuanto a sus primeras decisiones si le eligen ha avanzado que creará un comisionado para "investigar las consecuencias" de la aplicación del artículo 155 de la Constitición en Catalunya y también impulsará un plan de choque para restaurar los efectos nocivos que, a su juicio, ha tenido la intervención de la autonomía catalana. 


"La ciudadanía tiene que saber lo que ha estado pasando", ha manifestado el político, cuyo grupo tumbaba en el último pleno junto a la mayoría independentista la creación de una comisión de investigación sobre el presunto espionaje por parte de los Mossos d'Esquadra a políticos y otras personalidades no independentistas. 


Por otra parte ha considerado que su obligación es mantener y seguir aplicando el "hilo histórico" que une tanto el referéndum del 1-O como la DUI del 27-O, que es precisamente lo que originó la activación del 155. Y ha añadido que su Govern tendrá tres vías de acción política: en el extranjero a través de la Consell de la República que liderará Puigdemont,en Catalunya por medio de las instituciones catalanas que el liderará y de los ayuntamientos, y también desde la "ciudadanía movilizada". 


Presidente provisional y perdón con la boca pequeña


Torra, que no ha querido revelar nombres de consellers, también ha prometido que será el presidente de los 7'5 millones de catalanes y ha defendido que la mejor manera de demostrarlo es hacer una defensa del "republicanismo y de los valores republicanos". Situado a dedo por Carles Puigdemont en el cargo, se ha definido como un líder para una "etapa de transición y provisionalidad" y cree que es pronto para afirmar si se agotará la legislatura de cuatro años. 


Preguntado por las críticas de la oposición por sus mensajes ofensivos en redes sociales contra los españoles y España, el juntero ha señalado que tiene una amplia trayectoria tanto en el sector público como en el privado y ha lamentado que todo esto esté "bajo vigilancia por seis tuits publicados hace seis años". 


De esta forma ha concluido que su currículum es más extenso que esos comentarios, por lo que ha pedido que se le tenga en cuenta por toda su carrera y también por lo que pueda hacer a partir de ahora. El político, que ha tenido la oportunidad de pedir disculpas al ser cuestionado por estas críticas, no lo ha hecho hasta que los periodistas le han preguntado por si pensaba hacerlo. 


Ha sido en ese momento en el que se ha disculpado con la boca pequeña "por si alguien ha entendido como una ofensa" sus mensajes de Twitter de hace años: "Si alguien lo ha entendido como una ofensa, pido disculpas porque en absoluto era mi intención". 


   Quim Torra, localizado por la Guardia Civil en la nave donde se encontraron casi 10 millones de papeletas del 1-O
   El PP urge al TC a suspender el voto delegado de Puigdemont y Comín
   El voto decisivo de la CUP para la investidura de Torra se decidirá en un Consell Polític

Comentarios