Las acusaciones del Procés solicitan que Forcadell, Turull, Rull, Romeva y Bassa sigan en la cárcel

Forcadell y Turull, los únicos en acudir al Tribunal Supremo
|


Forcadell y exconsellers

Rull, Turull, Forcadell, Bassa y Romeva, a su llegada al Tribunal Supremo el 23 de marzo. Fuente: Europa Press


La Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación popular ejercida por Vox han pedido que se mantenga en prisión a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a los exconsellers Raül Romeva, Jordi Turull, Dolors Bassa y Josep Rull, todos ellos reigresaron en la cárcel por orden del juez que instruye la causa del Procés, Pablo Llarena, el pasado 23 de marzo.


Los cinco políticos independentistas habían presentado recurso ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para solicitar su excarcelación, pero solo Turull y Forcadell han ido a la vista, que se ha celebrado este miércoles a puerta cerrada. Ambos han insistido en sus declaracones que no incumplieron la ley con sus actos y han alegado la vulneración de sus derechos políticos en el procedimiento judicial.


Fuentes presentes en la declaración han señalado que Turull ha puesto de manifiesto que tras leer el auto de procesamiento él cree que se le está haciendo un juicio político y se persiguen sus ideas, mientras que Forcadell ha recalcado que se encuentra desvinculada de la política tras su renuncia al acta de diputada por ERC en esta legislatura.


Las tres acusaciones se han opuesto a la puesta en libertad de los cinco recurrentes ya que, según Vox, “las pruebas indiciarias se han convertido en certezas probatorias” y ha aumentado el riesgo de fuga. Por su parte el Ministerio Público también valora que persiste este riesgo al igual que el de reiteración delictiva, según ha informado por medio de un comunicado.


Turull insiste en que es un “preso político”


Al término de la vista, el letrado de Turull, Jordi Pina, ha dicho que su cliente ha reiterado que se considera un “preso político”, sobre todo, desde que Llarena acordase su reingreso en prisión. Una circunstancia que se dio “en medio de la investidura” con la finalidad, a su juicio, de que no fuese elegido presidente de la Generalitat.


En este sentido el que fuera portavoz del Govern ha pedido a los jueces que reconsideren esta medida cautelar para poder ser designado líder de la Generalitat y para que se evite así pensar que son los magistrados del Alto Tribunal “los que deciden lo que es o no es el Govern de Catalunya”. Como garantía de que no reiterará en el delito el político ha aportado su programa de gobierno “que está presidido por la palabra diálogo”, ha concluido el abogado.


Por su parte Carme Forcadell ha vuelto a ampararse en la inviolabilidad parlamentaria, estrategia seguida por los exmiebros de la Mesa también procesados en esta causa, y ha destacado de nuevo que es una persona “pacifista” y que “nunca emprenderá ninguna actuación que puede conllevar violencia”. 


Su letrada Olga Arderiu ha declarado que en ningún país democrático “se encarcela al presidente del Parlament por permitir que se debata” y ha recordado que el voto de la republicana “no es decisivo”, ya que los órganos que toman la decisión de que una propuesta se tramite son la Mesa o el Pleno. En este sentido ha criticado que Forcadell tenga dentro del proceso judicial una “distinta posición” a los que fueran miembros de la Mesa, que solo están procesados por el delito de desobediencia, mientras que a ella se le atribuye rebelión.





Los jueces Miguel Colmenero, Francisco Monterde y Alberto Jorge serán los encargados de revisar sus peticiones de excarcelación, al igual que las presentadas por los exconsellers Romeva, Bassa y Rull. Está previsto que el fallo se dé a conocer este viernes.


   VOX denuncia al presidente del Parlament, Roger Torrent, y pide su ingreso en prisión
   Fiscalía certifica que Artur Mas usó casi 5 millones de dinero público en los gastos de la consulta ilegal del 9N
   ​El juez del 1-O, Ramírez Sunyer, pide a Llarena que incluya en su causa a Jové y Salvadó

Comentarios