VOX denuncia al presidente del Parlament, Roger Torrent, y pide su ingreso en prisión

​El partido se dirige también contra tres miembros de la Mesa por la reforma de la Ley de Presidencia de la Generalitat
|


Roger Torrent

Roger Torrent, presidente de Parlament. Fuente: Europa Press


El partido de derechas Vox ha presentado este miércoles una querella criminal ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) contra el presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, y contra tres miembros de la Mesa del Parlament por admitir a trámite la reforma de la Ley de Presidencia de la Generalitat, aprobada por el pleno el 4 de mayo, que permitiría realizar la investidura a distancia de Carles Puigdemont.


Así lo ha anunciado el presidente de Vox, Santiago Abascal, a las puertas del Tribunal Supremo, al que ha acudido junto a los abogados de la formación Pedro Ortega y Javier Fernández como acusación popular en el caso del Procés.


Esta denuncia, que también se dirige contra Josep Costa, Eusebi Campdepadrós y Alba Vergès, solicita con carácter urgente la detención, puesta a disposición judicial e ingreso preventivo en prisión y sin fianza para los tres diputados y también para Torrent. Asimismo pide como medida cautelar que se prohíba la celebración de cualquier acto, pleno, sesión o reunión que someta a votación y, en su caso, aprobación y ejecución de dicha ley propuesta por JxCat.


La acusación popular les acusa de delitos de prevaricación y desobediencia, al considerar que han hecho “oídos sordos”, según Abascal, a las advertencias que les fueron notificadas por el TC el pasado mes de enero, en el que prohibía la investidura de Puigdemont por vía telemática e imponía como medida cautelar que el candidato tuviese la autorización del juez Llarena para celebrar la sesión presencial que le permitiese convertirse en presidente.


Asimismo Vox considera que los querellados han tenido una actitud de “absoluto desprecio a la Constitución, al Estatut de Catalunya y al reglamento del Parlament”, ya que la modificación contaba con un informe previo desfavorable del Consell de Garanties Estatutàries y otro de los letrados de la Cámara autonómica.


El líder de Vox ha explicado a los medios que han tomado la decisión de emprender este tipo de acciones penales porque, a su juicio, “es verdaderamente preocupante y serio” que otras instituciones como el Gobierno español solo “envíe papeles” al Tribunal Constitucional ante esta situación. “Nos hace estar muy preocupados el hecho de que el presidente del Gobierno y la vicepresidenta del Gobierno amanezcan cada mañana comprobando con horror que los golpes de Estado no estaban en el temario de las oposiciones”, ha concluido Abascal.


   Fiscalía certifica que Artur Mas usó casi 5 millones de dinero público en los gastos de la consulta ilegal del 9N
   ​El juez del 1-O, Ramírez Sunyer, pide a Llarena que incluya en su causa a Jové y Salvadó
   ​El TC admite a trámite el recurso contra el voto delegado de Puigdemont, pero no lo suspende