​Ciudadanos rompe el bloque del 155

Albert Rivera cree que el Gobierno de Mariano Rajoy está haciendo “dejación de funciones”
|


Rivera

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos. Fuente: Europa Press


El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dado este miércoles por roto el acuerdo con el Gobierno del PP para la aplicación del artículo 155 de la Constitución porque cree que “cada vez hay más pruebas” de que ha hecho “dejación de funciones” en Catalunya.


“Hasta aquí hemos llegado con esta posición displicente. No vamos a seguir apoyando al Gobierno en esto”, ha dicho a los medios desde los pasillos del Congreso, después del rifirrafe que ha tenido durante la Sesión de Control con Mariano Rajoy, al que ha exigido la presentación de un recurso contra la delegación del voto de Puigdemont y Comín bajo amenaza de salirse del pacto del 155.


El líder naranja ha criticado que “otra vez” el Ejecutivo “mire para otro lado” en la región catalana no recurriendo al TC el voto delegado de Puigdemont o Comín, o no reconociendo el uso de dinero público para la financiación de la consulta ilegal del 9N y el “golpe de Estado” del 1-O. En esta línea ha señalado que, a su juicio, el Gobierno no solo tiene legitimidad procesal para hacerlo, sino que además ha recurrido en el pasado otras decisiones de la Mesa del Parlament que son “exactamente iguales”.


Así ha recordado que, a diferencia de los recursos de los grupos parlamentarios, el presentado por el Gobierno permitiría dejar en suspenso el voto delegado de los dos diputados electos y, por ende, daría al traste con la investidura de un nuevo candidato: “Si yo fuera presidente, intentaría hasta el último resquicio evitar el voto de un huido de la Justicia”.


El presidente de Cs ha denunciado que, a su parecer, Rajoy “quiere mirar a otro lado otra vez” y que haya un “Govern de cualquier manera”, y ha insistido en que todo lo que ha hecho hasta ahora el Gobierno ha sido “de la mano de Ciudadanos”, partido que, según él, tiene “más autoridad moral” para pedir “responsabilidad” al Ejecutivo popular.


“Nosotros, que hemos ganado las elecciones en Catalunya y hemos apoyado al Gobierno, no queremos mirar a otro lado, sino controlar lo que ocurre en Catalunya, y eso es la distancia que separa al Gobierno de Rajoy con Ciudadanos”, ha destacado el naranja.


Rivera ha añadido que no está “de acuerdo con lo que está haciendo” y que los catalanes no separatistas y los españoles en su conjunto “merecen un respeto”, que pasa por “controlar” el dinero público, tratar de evitar “hasta el último resquicio” el fraude de voto de Puigdemont y Comín, aplicar la inmersión lingüística en Catalunya o actuar ante la coacción a hijos de guardias civiles en esa comunidad.


En este punto se ha quejado de que desde hace 4 meses Rajoy ya no les consulta los pasos que dar en la crisis política catalana y lo achaca a las “encuestas y follones internos” del PP. Así ha aprovechado también para acusar al Gobierno de sentirse más “cómodo” en Catalunya con los nacionalistas y estar a lo que “marque” el PNV. “No estoy dispuesto a que los nacionalistas marquen la agenda a los constitucionalistas porque así hemos llegado hasta aquí”, ha dicho, al tiempo que le ha manifestado a Rajoy que si a partir de ahora quiere pactar con ERC o el PNV, lo puede hacer, “pero los españoles tienen que saber que no cuenta con el apoyo de Cs”.



Ciudadanos y PP hablan en los pasillos del Congreso


A pesar del ‘cabreo’, el político ha querido dejar claro que esta ruptura por el 155 no afectará a los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Tras la crisis abierta entre ambos partidos, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, y el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, han mantenido una conversación durante varios minutos en los pasillos del Congreso y ante las cámaras de televisión.


Tras el encuentro, Maíllo ha restado importancia a esta postura naranja y ha señalado que confía en que solo sea un “desahogo”. Según el popular el acuerdo entre el PP, PSOE y Cs para aprobar en el Senado la activación del 155 fue una “buena respuesta al independentismo” y su partido quiere “salvaguardarlo”, por lo que espera que las declaraciones de Rivera sean “algo provisional, un desahogo puntual”.


“Además no sabemos qué significa realmente dejar el pacto, no entendemos muy bien qué significa eso”, ha sostenido el dirigente popular, que ha afirmado que él habla con Villegas todos los días y que, aunque la relación entre ambas formaciones tiene “días mejores y días peores”, el diálogo y la información se mantienen “en beneficio de los españoles”.


Por su parte Villegas ha explicado que si el líder de su partido ha dado por roto el acuerdo es porque no quieren seguir respaldando una aplicación blanda” de esta medida. El naranja ha aclarado que Cs está a favor del 155, pero “totalmente en contra de cómo se está aplicando en muchos aspectos” y ha recalcado que su partido no está para “hacer el juego a los que blandean con el nacionalismo”.


Preguntado por las implicaciones prácticas de la nueva posición de Ciudadanos, ha declarado que lo que hay es una decisión de “no apoyar políticamente al Gobierno” en esa “aplicación blanca del 155” y criticar aquello en lo que no estén de acuerdo”. Y ha añadido, respondiendo a Maíllo, que no es “un desahogo”, sino una “actitud política y un discurso coherente” con el objetivo de los naranjas de “frenar a los nacionalistas” cuando intentan “saltarse la ley”. 


   ​El Gobierno recurre la Ley de Presidencia de la Generalitat para impedir la teleinvestidura de Puigdemont
   ​Rajoy acusa a Rivera de ser un “aprovechategui” por buscar rédito electoral con la crisis catalana
   El PP volvería a ganar las elecciones, pero con Ciudadanos al acecho

Comentarios