​Rajoy acusa a Rivera de ser un “aprovechategui” por buscar rédito electoral con la crisis catalana

Cs amenaza al Gobierno con dejar el bloque del 155 si no recurre el voto delegado de Puigdemont
|


Rajoy

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, en el Congreso. Fuente: Europa Press


Tensión entre Ciudadanos y el PP en el Congreso de los Diputados. Albert Rivera y Mariano Rajoy se enfrentan durante la Sesión de Control al Gobierno por Catalunya. El líder naranja amenaza con romper el pacto del 155. El presidente español responde: oportunista.


El jefe de Cs ha amagado este miércoles durante el pleno con dejar de apoyar al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en la comunidad catalana si el Ejecutivo central no recurre el voto delegado de Carles Puigdemont y Toni Comín. La advertencia ha sido recogida por el líder del PP, que le ha devuelto el golpe acusando a Rivera de “aprovechategui” por tratar de buscar rédito electoral y diciéndole que la formación naranja debería actuar en este ámbito con la misma “lealtad” que el PSOE.


Tras destacar que Ciudadanos y el Gobierno han “defendido la democracia juntos” en la región catalana y que Cs ha apoyado la investidura de Rajoy y los PGE, Rivera se ha ido a por Rajoy por no haber acudido al Tribunal Constitucional para intentar impedir que los diputados Comín y Puigdemont, huidos de la Justicia española, puedan delegar su voto. Acto seguido ha lanzado su amenaza: Si el Ejecutivo no presenta un recurso “no podrá contar con nuestro apoyo para aplicar la Constitución en Catalunya”.


El líder del PP ha replicado que ha actuado asesorado por los servicios jurídicos del Estado y ha argumentado que ese recurso, según los letrados, “no puede plantearlo el Gobierno de España por falta de legitimidad”, ya que es una decisión de un legislativo autonómico sobre su propio funcionamiento y “hay precedentes en el TC” que aconsejan no recurrir.


“Yo no puedo actuar de manera caprichosa”, ha añadido Rajoy, que considera que no es “sospechoso de nada” en este sentido, porque su Ejecutivo impulsó la activación del 155 y ha presentado 25 recursos ante el tribunal de garantías frente al Procés: “No tiene ningún sentido que yo no presentara el 26 salvo que fuera para permitirle a usted hacer una pregunta en esta Cámara”.


“Esto no va por kilos o por números de recursos, va por acertar. Y nosotros le pedimos que lo haga, porque le hemos apoyado en todo”, ha subrayado el naranja, al que no le ha convencido el alegato y ha defendido que el Gobierno no puede permitir que “dos prófugos de la Justicia” gocen del “privilegio” de delegar su voto después de haber dado “un golpe de Estado” en Catalunya.


Asimismo Rivera ha recargado armas y ha vuelto a la carga contra el Ejecutivo por el presunto uso de dinero público por parte del Procés. Para ello se ha servido de la información publicada por El Mundo, según la cual la Fiscalía ha certificado que el expresidente Artur Mas financió con fondos procedentes en parte del FLA la consulta ilegal del 9N


El político ha calificado esto de “tomadura de pelo” y le ha dicho a Rajoy que “no puede mirar hacia otro lado” mientras los líderes independentistas “dan el golpe”. “Le hemos apoyado hasta ahora, pero solo le apoyaremos si ustedes vigilan de cerca lo que hacen los separatistas en Catalunya. Si no, no podrá contar con nuestro apoyo”, ha recalcado.


Ante estos reproches, el presidente del Gobierno ha pedido al líder de Ciudadanos que no intente “escenificar un supuesto desacuerdo”, que no dedique “sus energías a criticar al Gobierno en asuntos de Estado” y que “se comporte con la misma lealtad con la que se está comportando el PSOE” en relación con la cuestión catalana. Y ahora viene la 'recomendación' de Rajoy a Rivera: “Esto le puede hacer perder votos y hacer que mucha gente no se lo tome en serio porque ve que está usted de aprovechategui en un tema importante”.


Rifirrafe entre socios de la actual legislatura en España. Albert Rivera y Mariano Rajoy rompen filas por Catalunya y aumenta la tensión entre populares y naranjas que escenifican con este nuevo desencuentro la lucha de poder entre ellos, después de la publicación ayer del Barómetro del CIS, encuesta trimestral que mantiene en cabeza al PP, pero al que persigue muy de cerca el emergente Cs como segunda fuerza política. 





   El PP volvería a ganar las elecciones, pero con Ciudadanos al acecho
   Aguado confirma el apoyo de los diputados de Ciudadanos a la candidatura popular de Ángel Garrido
   ​El TC admite a trámite el recurso contra el voto delegado de Puigdemont, pero no lo suspende

Comentarios