​Visto bueno del Consejo de Estado al recurso del Gobierno contra la teleinvestidura a Puigdemont

|


COnsejo de Estado

José Manuel Romay Beccaría, presidente del Consejo de Estado. Fuente: Europa Press


El Consejo de Estado ha aprobado por unanimidad un informe favorable al criterio del Gobierno de Mariano Rajoy de recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley aprobada en el Parlament de Catalunya para poder investir a distancia a Carles Puigdemont.


El órgano consultativo recibió el encargo el pasado viernes y su Comisión Permanente se ha reunido este lunes para responder a la petición realizada por el Consejo de Ministros. Se trata de un trámite obligado para el Ejecutivo, aunque no es vinculante. 


En cuanto al contenido del informe, este órgano consultativo afirma que el “oficio representativo” exige que quien quiera ser candidato a la Presidencia, como es el caso de Puigdemont, tenga que estar presente en el acto de investidura y añade que este requisito emana tanto del Estatut como de la Constitución, que no ofrecen excepciones ni alternativas.


Asimismo en su dictamen recuerda que ya ha opinado sobre la exigencia legal de que la citada investidura de un presidente debe ser personal y presencial. Explica que así lo prevé el reglamento del Parlament y subraya que tampoco cabe ahora introducirla “a través de una norma con rango de ley o, amparándose en la autonomía parlamentaria, mediante una modificación del Reglamento de la Cámara”.


Además insiste en que para un acto tan relevante como una investidura “no se admite” que el candidato esté ausente del debate, ni que su intervención pueda realizarse por medio de otros procedimientos “cualesquiera que sean éstos”. Es una “regla estatutaria”, recalca, no una mera costumbre o convención.


Esa presencia “constituye la consecuencia obligada de las notas con que la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Catalunya configuran el oficio representativo y, por ende, los mismos actos en que los parlamentarios participan”. Es un presupuesto básico “inherente a la propia naturaleza del sistema parlamentario”, expone el Consejo citándose a sí mismo.


Por otro lado subraya que con la Ley de Presidencia se ha pretendido regular un asunto reservado al reglamento parlamentario: cómo interviene un candidato y cómo se desarrolla un debate. Una ley no puede “conminar” al legislativo catalán a que “ejercite su potestad reglamentaria en determinado plazo y mucho menos a que lo haga en determinado sentido”.


En cuanto al procedimiento de lectura única, el órgano consultativo valora que este formato con que se ha aprobado la reforma puede ser también inconstitucional. El Consejo de Estado señala que se trata de una ley de desarrollo básico del Estatut, que por tanto necesita que se siga el procedimiento legislativo común, con tres lecturas en ponencia, comisión y pleno. Y añade que de no ser así se puede “alterar sustancialmente el proceso de formación de la voluntad de la Cámara”, según doctrina del TC


El Ejecutivo ya tenía preparado el jueves el recurso, a la espera de que la Cámara autonómica aprobase la anunciada reforma de la Ley de Presidencia de la Generalitat para poder realizar investiduras a distancia, es decir, sin que el candidato tenga que estar presente en la sesión. El grupo JxCat registró en enero esta iniciativa con el objetivo último de utilizarla para forzar la investidura del expresidente Puigdemont.


   ​Exmiembros de la Mesa del Parlament recurren a la inviolabilidad parlamentaria ante el juez Llarena
   Junts per Catalunya insiste con Puigdemont
   El Gobierno español activa los trámites para recurrir la ley para la teleinvestidura de Puigdemont