Embargo a Òmnium Cultural para pagar la sanción de la Agencia Española de Protección de Datos

|


Mauri

Marcel Mauri, vicepresidente de Òmnium. Fuente: Europa Press


Hacienda ha embargado 110.000 euros de las cuentas de Òmnium Cultural para hacer efectivo el pago de la sanción económica que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) impuso a la entidad independentista, que asciende a 90.000 euros más intereses y recargos derivados de la negativa de la asociación a pagar por considerar la multa "injustificada". 


Por medio de un comunicado, Òmnium ha denunciado que el "Gobierno español continúa con el intento de debilitar" a la organización ejerciendo una "persecución política, de represión a la disidencia", y ha lamentado que "aunque la entidad disponía de saldo en las cuentas corrientes la Agencia Tributaria ha enviado notificaciones de embargo a los acreedores, en un intento más de desacreditar a Òmnium". 


Según detalla la asociación, liderada por el encarcelado Jordi Cuixart, la sanción se les impone por tener una base de datos inoperativa en EEUU cuando es estaba definiendo el nuevo protocolo internacional sobre datos en este país. En este sentido Òmnium ha subrayado que "nunca se han puesto en riesgo los datos personales de nadie" y que la posible ilegalidad no existe ya que, en todo caso, en el periodo en el que se cometió la presunta infracción, había un vacío legal.


Asimismo desde la entidad han asegurado que, tras haber presentado en su momento un recurso contra la multa ante la Audiencia Nacional, harán lo propio ante tribunales europeos si hace falta. Además ya han puesto en marcha una campaña para recaudar fondos entre sus socios y simpatizantes para hacer frente a este proceso judicial. 


En declaraciones a los medios en el Parlament, su vicepresidente Marcel Mauri ha reiterado que mantendrán su negativa a pagar la sanción de la AEPD y ha defendido que el embargo responde a un “nuevo caso de persecución” por “motivos ideológicos y políticos”, con el que se persigue “acabar con nosotros”. 


“No tienen suficiente con encerrar a nuestro presidente en la cárcel y con hacer registros cada dos por tres en nuestra sede por parte de la Guardia Civil, sino que, además, nos imponen estas multas y embargos, porque creen que así acabarán con nosotros”, ha recalcado Mauri.


   El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, pide el traslado a una cárcel catalana
   La Guardia Civil no descarta que se hayan reembolsado a ANC y Òmnium los gastos de los actos de campaña del 1-O
   Un informático que trabaja para Cáritas y Òmnium registró una web del 1-O por encargo de la Generalitat