La reforma de la Ley de Presidencia para facilitar teleinvestiduras sobrevive en el Parlament

La Mesa y la Junta de Portavoces rechazan el recurso de Cs y la ley irá al pleno
|


Pleno Parlament (3 5)

Pleno del Parlament del 3 de mayo. Fuente: Europa Press


Las teleinvestiduras siguen su camino en la Cámara catalana, después de que la Mesa y la Junta de Portavoces hayan tumbado esta mañana, antes de arrancar el pleno, el recurso de Ciudadanos con el que pedían eliminar del orden del día la reforma de la Ley de Presidencia impulsada por JxCat para facilitar investiduras a distancia, como sería el caso de Puigdemont.


Fuentes parlamentarias han destacado que la petición naranja ha sido rechazada con los votos mayoritarios de JxCat, ERC y la CUP, por lo que esta norma se debatirá y previsiblemente se aprobará durante el pleno del viernes. Por otra parte la formación liderada por Inés Arrimadas ha presentado también una enmienda única a la reforma en la que propone su "retirada".


Cs había solicitado ante el órgano rector de la Cámara su eliminación, alegando que esta iniciativa juntera es ilegal y no puede llevarse a trámite. Sin embargo los grupos soberanistas defienden su legalidad y están decididos a aprobarla contra el criterio del Consell de Garanties Estatutàries (CGE), órgano consultativo -cuyo dictamen no es vinculante- que considera esta reforma inconstitucional y antiestatutaria, tanto en el fondo como en la forma.


Esta propuesta, registrada en solitario por JxCat, tendría como objetivo final facilitar que Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, pueda ser investido sin que deba volver a España, aunque no está claro que se llegue a utilizar para este propósito debido al último fallo del TC.


El Constitucional, que había dictado medidas cautelares contra la investidura del líder juntero, admitió a trámite el recurso del Gobierno de Mariano Rajoy contra la candidatura de Puigdemont y, por consiguiente, suspendió automática y cautelarmente la posibilidad de que pudiese volver a ser presidente de la Generalitat sin permiso judicial y sin estar presente en el pleno.


De este modo, aunque la reforma se apruebe –como así parece que será dada la mayoría soberanista- , promover la candidatura del último jefe del Govern supondría desobedecer al TC, organismo que este miércoles comunicaba a los miembros de la Mesa del Parlament de las responsabilidades, incluso penales, en las que podrían incurrir de facilitar esta investidura.


A pesar del informe adverso del CGE, JxCat ha decidido mantener la iniciativa prácticamente intacta y solo ha incluida pequeñas modificaciones técnicas. Por ejemplo, ha aceptado que esta propuesta se complemente, como así decía el Consell, con una reforma del reglamento del Parlament para adaptarlo a las investiduras telemáticas. No obstante se mantiene la esencia: poder investir a un candidato sin que esté presente en el hemiciclo y poder nombrar a consellers que se encuentren en el extranjero, posibilitando que puedan ejercer sus funciones a distancia.



   JxCat propone reformar el reglamento del Parlament para regular las teleinvestiduras
   Ciudadanos insiste en que el Gobierno central debe impugnar el voto delegado de Puigdemont
   El PSC está en contra de la "teleinvestidura" y el "teleGovern"