La cuenta bancaria del Diplocat refleja al menos 4 pagos directos a tres observadores del 1-O

La Generalitat inyectaba periódicamente 154.497 euros al Diplocat, que tenía pequeños ingresos desde Reino Unido
|


20180119 380625 RomevaMO 1 31

Raül Romeva, exconseller de Exteriores de la Generalitat. Fuente: Europa Press


La cuenta que tenía el Diplocat en Caixabank refleja al menos 4 pagos directos a 3 observadores internacionales que acudieron a Catalunya para el referéndum ilegal del 1 de octubre. Se trata de pagos a Michael Grange, Anne Grandvoineet Serafini (acretidatos ambos por la Sindicatura electoral para el 1-O) y Samuel Cunningham, del que hay datos en la investigación del vuelo y la estancia en Tarragona. Los pagos a estos tres observadores suman 16.453 euros.


No obstante, según el extracto de la cuenta, el mismo día 16 de agosto salieron 6 transferencias internacionales de las que al menos 5 fueron para expertos en observación electoral. Aunque de estos 3 últimos no hay más datos en el sumario hasta la fecha que acrediten su presencia en Catalunya en esas fechas.


Estas transferencias se realizaron desde una cuenta del Diplocat en La Caixa, y son distintas de las dos que realizó la Delegación de Catalunya en Bruselas desde una cuenta del BBVA a la empresa holandesa 'The Hague Centre for Strategic Studies', que sumaron 119.700 euros. Estas últimas estaban enmarcadas en un contrato por 177.065 euros, con lo que faltaría un pago por ejecutar de 47.365 euros. Aunque el citado contrato tenía por objeto "asesoramiento para el desarrollo de una estrategia de acción exterior multidimensional en el entorno de la UE", la Guardia Civil considera que son pagos por el envío de observadores.


Sin embargo, en la cuenta del Diplocat en Caixabank se ven pagos directos a personas que fueron observadores del 1-O. Los nombres de los dos primeros (Michael Grange y Anne Grandvoinnet) se conocieron el pasado 19 de septiembre dentro de una lista de 10 observadores internacionales acreditados por la Sindicatura Electoral.


Seis transferencias el mismo día


Según los documentos bancarios aportados al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, el irlandés Michael Grange, acreditado como analista de campaña, recibió una transferencia internacional de 4.208 euros el 16 de agosto de 2017 y otra más el 21 de septiembre, por 4.873'44 euros. Lo que suma un total de 9.082 euros.


En el caso de Anne Grandvoinnet Serafini, procedente de Francia como analista de censos electorales, votación y escrutinios, el extracto de la cuenta del Diplocat refleja que le hicieron una transferencia el mismo día que al anterior observador pero por un total de 3.409'09 euros.


También ese día partió otra transferencia de la cuenta del Diplocat a nombre de Samuel Cunnigham, por un total de 3.961'91 euros. En este caso, los investigadores también aportan al sumario las facturas de los billetes de avión y hotel. Las facturas inicialmente están a nombre de Chris Cunningham, pero hay otra factura más por el cambio de nombre del billete de avión a Samuel Cunningham.


Cunningham voló a Barcelona desde Londres con Brithish Airways, y la factura del vuelo tiene fecha de 27 de septiembre. El desplazamiento costó 237'94 euros más 10 por el servicio de la agencia de viajes. Sin embargo, hay un cargo de otros 40 euros cuyo concepto es el cambio de nombre para el viajero Samuel Cunningham. La estancia pagada fue del 30 de septiembre al 2 de octubre en el Hotel Ciudad de Tarragona y costó 214 euros.


El mismo día que se hicieron las transferencias a estos tres observadores, el Diplocat realizó otras tres a nombre de las siguientes personas: John Ault, por 5.250 euros; Lloyd Dalziel, por 5.586 euros y Kimberly Joy Kippen, por 4.208,75 euros. Aunque estos dos últimos recibirían otras dos transferencias los días 21 y 22 de septiembre, por 3.050 y 3.607'50 euros, respectivamente. Todas ellas suman 21.701'50 euros.


Observador en Escocia y Quebec y financiado por la Joseph Rowntree


El primero de ellos es el director de la organización inglesa 'voluntarios para la democracia', una organización de observadores para las elecciones, que ha trabajado en las elecciones de Reino Unido, Irlanda del Norte, en el referéndum de independencia de Escocia y en elecciones en Canadá, en Ontario y Quebec.


Según la cuenta de Linkedin de John Ault, esta organización se aseguró fondos en 2017 y en 2018 a través de la Joseph Rowntree Reform Trust Ltd. Se da la circunstancia de que la Fundación Joseph Rowntree también financió a algunos de los mediadores internacionales de ETA, entre ellos al sudafricano Brian Currin.


Lloyd Dalziel, quien recibió un total de 8.636 euros por parte del Diplocat, también forma parte de la organización inglesa 'Voluntarios para la Democracia', aunque su trabajo está en los organismos de gestión electoral provincial y federal de Canadá. Además es el presidente de una ONG canadiense que trabaja en el desarrollo y la observación electoral, lo que le ha llevado a Afganistán, Timor Oriental, Egipto, Haití, Kenia, Libia, Sudán del Sur, Sudán y Ucrania.


Junto a estas transferencias internacionales, hay otras 5 más el 31 de septiembre que suman 26.994'44 euros de las que no se especifica el motivo; otras 6 del 15 de septiembre por 60.197'83 euros y otra más el 20 de septiembre por 4.208'75 euros.


Ingresos de fondos por parte de la Generalitat y del exterior


El documento bancario que aporta la Guardia Civil al Juzgado de Instrucción nº13 abarca desde el 1 de agosto hasta el 30 de noviembre de 2017. La citada cuenta se alimentaba principalmente de los fondos que le transfería la Generalitat cada 15 o 20 días, ya que en esos 4 meses hay 5 transferencias por 154.497'33 euros cada una, lo que hace un total de 772.486'65 euros.


Aunque no eran los únicos ingresos. En ella figuran también dos transferencias de la Diputación de Barcelona por 15.000 y 17.500 euros; de la Fundación Bancaria, por 75.000 euros y varios ingresos menores como transferencias de divisas procedentes del Nationwide Building Society que suman 739'95 euros y de TTT Money Corporation Limited, por 1558'41 euros.


   La investigación del Procés acredita el uso de casi 2 millones de fondos públicos en el 1-O
   El Diplocat gastó casi 18.000 euros en hoteles para observadores del 1-O
   La Generalitat aprobó un préstamo de 3 millones de euros para Unipost, empresa contratada por el 1-O