​El voto de Toni Comín también cuenta

JxCat y ERC ya tienen sobre el papel la mayoría simple para la formación de un Govern en Catalunya
|


Mesa Parlament 24 04

Reunión de la Mesa del Parlament. Fuente: Europa Press


Luz verde al voto delegado de Toni Comín. El exconseller de Salud, que huyó a Bruselas para no comparecer ante el Tribunal Supremo por su participación en el Procés, podrá delegar su voto en un compañero republicano. Así lo ha aprobado la Mesa del Parlament este martes.


Fuentes parlamentarias han revelado que el órgano rector de la Cámara ha votado a favor de la delegación después de que el diputado solicitara el lunes delegar su voto en Sergi Sabrià. De esta forma Comín podrá, si ningún grupo parlamentario lo impugna, votar por primera vez en esta legislatura en el pleno que se celebrará este miércoles.


Con el voto del exconseller de Salud, ERC y JxCat suman los 66 escaños necesarios para, con una mayoría simple, aprobar la investidura de un presidente de la Generalitat sin necesitar el apoyo de la CUP, formación que mantiene sus 4 abstenciones a cualquier candidatura que no sea la de Carles Puigdemont.


Movimiento no exento de polémica


La solicitud de delegación por parte de Comín, al igual que la de Puigdemont, trae consigo la polémica, ya que ambos se encuentran fuera de Catalunya por su situación judicial.


En este sentido existe un auto del Tribunal Constitucional del 27 de enero que advierte de que “los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios”.


Por otra parte los letrados del Parlament también se han pronunciado en contra, al entender que esta delegación podría anular votaciones en las que el voto de Comín o Puigdemont fuese clave para la aprobación de una iniciativa relevante, como lo sería una investidura.


Hasta el momento ERC y Comín habían rechazado pedir la delegación del voto, pero este lunes la situación cambiaba y decidían registrar la petición, después de que Puigdemont ya votara de forma delegada en un pleno anterior y que nadie lo impugnara ante la Justicia.


Los votos de Comín y Puigdemont son fundamentales para desencallar la legislatura y facilitar la formación de un Govern, tal y como hemos mencionado anteriormente. Sin embargo, si esta delegación se recurriera y no se consideraran válidos, a JxCat y ERC les sería imposible investir a un candidato en segunda vuelta si no convencen a los 4 diputados cupaires. Mientras tanto el reloj de la investidura sigue corriendo y el 22 de mayo se acerca.


   Torrent vaticina un Govern "efectivo" antes del 22 de mayo
   Toni Comín solicita la polémica delegación de su voto en el Parlament de Catalunya
   El independentismo llega al ecuador para encontrar presidente y evitar elecciones en Catalunya