CASO CIFUENTES

El PSOE, seguro de que Cifuentes no llega a la moción de censura

Los socialistas usarán la eventual investidura de su sucesor para debilitar a Ciudadanos
|


Gabilondo y Su00e1nchez

Ángel Gabilondo y Pedro Sánchez. Fuente: PSOE


El PSOE está convencido de que la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, dimitirá antes del 7 de mayo, fecha límite para que se debata la moción de censura que han registrado los socialistas para que Ángel Gabilondo dé paso a un Gobierno alternativo formado por representantes del PSOE e independientes.


Así lo sostienen altos cargos de la dirección socialista, seguros de que su iniciativa no llegará ni tan siquiera a debatirse porque la renuncia de Cifuentes hará que decaiga. En su opinión, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no puede permitirse perder el poder regional más importante que tiene ni proyectar a Gabilondo a un año de las autonómicas, con el riesgo añadido de que ese Ejecutivo pueda fiscalizar la gestión del PP en busca de posibles corruptelas.


En Ferraz no se muestran decepcionados ante la posibilidad de que la moción de censura no vea la luz. Al contrario, creen que la dimisión de Cifuentes y la posterior investidura de su sucesor o sucesora les brindará una oportunidad para dejar en evidencia el supuesto afán regenerador de la democracia de Ciudadanos.


Y es que los socialistas vienen sosteniendo en las últimas semanas que el caso del máster fraudulento de Cifuentes demuestra la incapacidad del PP para regenerarse y la inutilidad del pacto de investidura que firmaron los populares con los naranjas y que permitió a Cifuentes hacerse con el Gobierno regional.


Frente a quienes sostienen que Cs sería el partido que mejor rentabilizaría esta renuncia, desde el PSOE se subraya que ha sido su iniciativa de moción de censura el movimiento que ha ejercido una mayor presión sobre la presidenta y creen que el apoyo de los de Albert Rivera a otro candidato del PP les dejará en evidencia.


La 'operación Gabilondo', no exenta de riesgos


No obstante, fuera de la dirección del PSOE que dirige Pedro Sánchez, hay cargos socialistas que perciben un cierto riesgo en la moción. No ven tan claro, como defiende la Ejecutiva Federal, que la iniciativa, de salir adelante, beneficie y proyecte a Gabilondo de cara a las autonómicas.


Algunos auguran que tanto Podemos como Ciudadanos le pondrían las cosas muy difíciles y no permitirían que pudiera sacar adelante ninguna medida,  por lo que el ciudadano podría terminar asimilando que Gabilondo ha sido un presidente de la Comunidad incapaz de hacer nada, y eso no sería una buena carta de presentación ante la inminencia de unos comicios.


También está el riesgo de que la moción se debata pero no llegue a prosperar, lo que dañaría a quien la propone, pues habría fracasado en su objetivo.


Todas estas dudas explican el recelo inicial que tenía Gabilondo y el PSOE de Madrid en presentar la moción, que anunciaron empujados por Ferraz el mismo día en que Cristina Cifuentes no dio las explicaciones esperadas en la Asamblea madrileña sobre cómo obtuvo su máster en Derecho Autonómico sin asistir a clase y sin que haya aparecido su Trabajo Fin de Máster.


   ​Cristina Cifuentes desvía el ‘caso máster’ y se lanza a por la gestión de Esperanza Aguirre
   Cs a la espera de que Rajoy “mueva ficha” para decidir si apoya la moción de censura contra Cifuentes
   Pedro Sánchez ve insuficiente la renuncia al máster de Cifuentes y exige su dimisión