Jordi Sànchez ahora dice que no tiene intención de dejar el escaño

|


Jordi Sànchez

Jordi Sànchez


El candidato a la Presidencia de la Generalitat de JxCat, Jordi Sànchez, ha asegurado que no se plantea dejar el escaño por ahora y no lo hará al menos "hasta que exista un Gobierno legítimo en Catalunya".


Lo ha dicho en una entrevista en 'ElIndependiente.com' y realizada antes de que el Tribunal Supremo le denegara por segunda vez este jueves poder acudir a su debate de investidura en el Parlament.


Sànchez lamenta que el Tribunal Supremo le mantenga el delito de rebelión y la prisión preventiva cuando, a su juicio, no ha defendido nunca actuar con violencia: "La gente sabe que el relato del Tribunal Supremo no se corresponde con la realidad de lo sucedido".


"Incluso la juez Lamela de la Audiencia Nacional afirma que ni el 20 de septiembre ni el 1 de octubre se dieron los supuestos de violencia que el Supremo sostiene que se dieron y por eso rechaza procesar por rebelión al mayor de los Mossos", concluye Sànchez.


Sànchez recuerda que la justicia alemana también ha descartado la rebelión en el caso del expresidente Carles Puigdemont y esgrime que, cuanto más tarde en rectificar el Supremo, "mayor será su vergüenza y la de España en la comunidad internacional".


Al también expresidente de la ANC, en la cárcel desde octubre de 2017, se le investiga por las concentraciones que hubo ante la Conselleria de Economía en septiembre de ese año y que impulsaron, entre otros, esa entidad.


Sànchez admite que "el vandalismo contra los vehículos --de la Guardia Civil-- no tiene justificación", pero defiende que fueron los únicos daños producidos en una concentración de 14 horas que fue más multitudinaria de lo que esperaba.


Señala también que no volvería a subir encima de uno de los vehículos destrozados, pero remarca que lo hizo para pedir a la gente que seguía manifestándose que se fueran a sus casas: "La imagen ha sido utilizada hasta la saciedad para ilustrar un relato que falsea lo ocurrido".


"No cometí ningún delito, ejercité mis derechos ciudadanos de asociación, expresión y manifestación", continua Sànchez, que insiste que su apuesta para solucionar el conflicto en Cataluña es un referéndum pactado.


Recuerda los precedentes de referéndums pactados de Canadá y Reino Unido con Quebec y Escocia, respectivamente, y zanja: "Nuestra fuerza está en la capacidad de lograr el diálogo. No hay que desesperar" e insiste en que la vía siempre tiene que ser pacífica.

PRESOS POLÍTICOS


Sànchez se reafirma en que los líderes soberanistas encarcelados son presos políticos, aunque no se reconozca des de los poderes del Estado y apunta a que, si se prefiere, otro término adecuado sería el de "presos de conciencia".


"Es una evidencia que ningún Gobierno ni su tribunal reconoce a sus propios presos como presos políticos. No lo hace Maduro y tampoco Erdogan para citar dos ejemplos actuales de sistemas políticos con apariencias institucionales y parlamentarias democráticas", zanja.


   Roger Torrent propondrá en la reunión de la Mesa una querella contra Pablo Llarena
   Roger Torrent acusa al Tribunal Supremo de vulnerar derechos
   Jordi Sànchez seguirá en Soto del Real