​Puigdemont pide a España permitir la investidura de Jordi Sànchez

El expresidente de la Generalitat solicita ayuda internacional para solucionar el conflicto catalán
|


20180407 389652 PuigdemontMO 1 1

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, desde Berlín.Fuente: Europa Press


El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido la candidatura de Jordi Sànchez a la Presidencia y ha pedido al Gobierno que permita su investidura. Además ha reiterado que no renunciará ni a su escaño ni a la posibilidad de ser investido en un futuro y ha llamado a una mediación internacional para solucionar el conflicto político catalán.


En rueda de prensa desde Berlín este sábado tras salir ayer de la prisión de Neumünster (Alemania), ha reclamado la legitimidad de su número dos en JxCat y expresidente de ANC para ser candidato y ha pedido al Ejecutivo de Mariano Rajoy que respete sus derechos políticos: “Tiene intactos sus derechos y por tanto puede ser elegido presidente”.


El político ha vuelto a solicitar un cambio de actitud por parte de España para encontrar una solución política a un problema político y ha exigido de nuevo la excarcelación de los presos independentistas.


En esa misma línea ha llamado al Estado español al diálogo sin condiciones previas y ha pedido la colaboración de organismos internacionales: “Necesitamos alguien que medie. Necesitamos negociar. Si dos partes son incapaces de empezar un diálogo es un indicio de que será obligatorio pedir ayuda a otros países u organizaciones internacionales”.


Preguntado por si la única vía para el diálogo está orientada a la secesión de Catalunya, ha dicho que esta es la propuesta de los grupos soberanistas, pero no la única solución. “¿Es la independencia la única solución posible? No. Es nuestra propuesta. Hay un fracaso clamoroso de las otras vías a partir de la sentencia del Estatut. Estamos dispuestos a escuchar, pero al otro lado no tienen nada”.


“Ya no hay excusa posible”


Sobre la investidura de Jordi Sànchez, oficializada hoy por el presidente del Parlament, Roger Torrent, tras la cuarta ronda de contactos, ha señalado que “ya no hay excusa posible” para impedirla después de la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU, en la que se insta a España a garantizar los derechos políticos del expresidente de ANC.


En este sentido ha insistido en un cambio de actitud por parte de España “si quiere comportarse como un Estado de derecho” y ha indicado que el pronunciamiento de Naciones Unidas es una “oportunidad” para el Ejecutivo español para “reforzar su imagen exterior”.


Puigdemont ha cargado con el Gobierno de Rajoy por “interferir” en la política catalana al no permitir su investidura y la de Sànchez, y ha añadido que “ha impedido de manera ilegal el derecho a la participación” de diputados electos por la población.


El expresidente catalán ha confiado en que los partidos independentistas lograrán la mayoría suficiente para investir a Sànchez y que el Estado aprovechará el dictamen de la ONU para no impedir su investidura: “Sería un buen comienzo que con la excusa de la resolución de la ONU permitiera la investidura”, ha dicho.


“Yo no tengo por qué renunciar”


Por otra parte ha asegurado que no renunciará a su escaño para facilitar la investidura del expresidente de la ANC. En este sentido ha destacado que sus derechos como diputado están “intactos” y ha recordado que ha presentado una demanda ante Naciones Unidas para defender sus derechos políticos, que, a su juicio, también es una defensa de los derechos de los ciudadanos para escoger a sus representantes.


Yo no tengo por qué renunciar, a mí me escogieron los ciudadanos de Catalunya”, ha sentenciado al respecto Puigdemont, que a preguntas de los medios ha explicado que ahora no se plantea presentar candidatura a la Presidencia, aunque ha advertido de que no ha renunciado “a nada”.





   ​Puigdemont cambia Waterloo por Berlín
   Albiol avisa de que la decisión del tribunal alemán sobre Puigdemont cuestiona la credibilidad de Europa
   La ministra alemana de Justicia avala la decisión de dejar en libertad a Puigdemont