La Guardia Civil pide identificar a todos los jefes de los Mossos y los correos del Comisario Jefe de Girona

|


Puigdemont 1 O

Puigdemont votando el 1-O. Fuente: Govern


La Guardia Civil ha solicitado los nombres de todos los jefes de Región y de Áreas Básicas policiales de los Mossos d'Esquadra que estaban al frente del dispositivo AGORA el día del referéndum ilegal, así como el de todos los agentes que prestaron servicio esa jornada. Además han reclamado disponer de los correos electrónicos del Comisario Jefe regional de Girona del cuerpo autonómico. 


En el informe del Instituto Armado, entregado al Tribunal Supremo y al que ha tenido acceso Europa Press, los investigadores consideran que los Mossos usaron una "argucia" para favorecer que los responsables del Govern catalán pudieran votar sin problemas "sirviéndose de la información que iban pasando los agentes de servicio y que canalizaban a través de la Central y ésta, a su vez, a los escoltas de estos responsables". 


De hecho, en la transcripción de estas comunicaciones se puede escuchar cómo los agentes que están en el colegio al que se dirige Carles Puigdemont para votar avisan de que había una intervención de la Guardia Civil en el mismo. Esta información es facilitada a los escoltas y el expresidente de la Generalitat acaba votando en otro colegio. Lo mismo sucedió con otros miembros del entonces Govern como Oriol Junqueras, Santi Vila o Meritxell Borràs


En opinión de la Benemérita, la citada "argucia" queda en evidencia con las transcripciones de las comunicaciones realizadas por la policía catalana durante el 1-O y junto con el resto de datos aportados a la acusa. Los investigadores creen que esta artimaña debió "idearse y ponerse en marcha por los más altos responsables del Cuerpo de los Mossos d'Esquadra". 


En este sentido argumentan que la aplicación de la misma fue "uniforme" en todo el operativo desplegado enla región de Girona y en el resto de áreas policiales de Catalunya, y exponen que la estrategia debió concebirse los días previos al referéndum, por lo que valoran necesario recopilar todos los datos de fechas anteriores al 1 de octubre y también aquellos que puedan aparecer en las jornadas posteriores a la consulta.


Buscan discrepancias ante posibles responsabilidades


Según la Guardia Civil, se podrían detectar "discrepancias ante las posibles responsabilidades que se están depurando, y que pueden arrojar luz" sobre la investigación en curso. 


Para ello reclaman poder revisar los correos electrónicos de los más altos responsables policiales de la región policial de los Mossos de Girona con anterioridad y posterioridad al 1-O, y consideran necesario identificar a todos los jefes de Región y Áreas Básicas Policiales que se encontraban ese día al frente del dispositivo AGORA, organizado para el referéndum, así como todos los agentes que prestaron servicio durante el mismo.


Y para ello solicitan que se libren los correspondientes mandamientos, entre los que incluyen la copia de todas las grabaciones de las llamadas telefónicas realizadas desde todas las extensiones habilitadas de la región policial de Girona, incluidas todas las ABP (Área Básica Policial) y todas las unidades afectadas por el dispositivo AGORA y las del Aeropuerto de Girona.


También reclaman mediante mandamiento los correos del Comisario Jefe de Girona y de todos los jefes de las ABP de la citada región policial desde el 1 de septiembre hasta el 30 de octubre. Y junto con la identificación de los agentes, reclaman todas las actas que levantaron el 1-O.


El Instituto Armado señala que de las conversaciones por radio se puede deducir instrucciones por parte de los responsables de esa región policial a todos los agentes que formaban parte del dispositivo AGORA, para que realizaran tareas de protección y seguridad en los puntos de votación "bajo la falsa apariencia de no poder ejecutar las instrucciones ordenadas" por el TSJC para que se impidiera la celebración de la consulta.


En este punto los investigadores dejan claro que los Mossos "no se limitaron a NO hacer su trabajo, sino que impartieron instrucciones a los agentes" para que fueran "alertando a la Central de la presencia de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil) que SÍ pretendían hacerlo". 


   El exjefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, procesado por sedición y organización criminal
   ​Ciudadanos, PSC, PP y comuns piden una comisión de investigación por el “espionaje” de los Mossos
   Mossos alertaron a los escoltas de Puigdemont que había guardias civiles en su colegio el 1-O