El juez Llarena y la Fiscalía estudian llevar al TJUE la decisión de Alemania sobre la extradición de Puigdemont

|


Pablo Llarena

Pablo Llarena, juez del Tribunal Supremo que investiga el Procés. Fuente: Europa Press


El juez del Tribunal Supremo que investiga el Procés, Pablo Llarena, analiza la posibilidad de poner sobre la mesa del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) una cuestión prejudicial sobre la orden europea de detención y los procedimientos de entrega entre estados miembros. El magistrado estudia tomar este camino después de la negativa de la Justicia alemana a ver rebelión en la conducta de Carles Puigdemont.


Fuentes del TS han indicado que, de formalizarse la petición en el tribunal de Luxemburgo, la tramitación de la OEDE remitida a Alemania quedaría en ‘stand-by’ hasta que el TJUE resolviera la duda planteada.


Este camino podría ser el elegido por Llarena con la intención de tener más tiempo para cambiar su estrategia procesal tras el ‘palo’ recibido por el Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein, que únicamente deja la posibilidad de extradición del expresidente de la Generalitat por un delito de malversación.


Todavía se desconocen los términos concretos con los que el juez se dirigirá al TJUE y si sus preguntas supondrán una puesta en cuestión de la decisión adoptada por el tribunal alemán. El magistrado podría realizar preguntas relativas al alcance de la decisión alemana (si dicho tribunal se extralimitó al entrar a valorar si hubo o no rebelión), o bien otras cuestiones relativas a los términos de una nueva petición por su parte a las autoridades germanas.


Esta decisión de Llarena se produce también después de saberse que la Fiscalía regional haya reconocido que no ve margen legal para recurrir la decisión del tribunal. A la consulta del instructor del proceso independentista se suma la de la Fiscalía General del Estado.


La Fiscalía también se apunta


El Ministerio Público español ha emitido una nota este viernes en la que anuncia que estudiará “la eventual posibilidad de ejercitar las acciones pertinentes para la protección y defensa del orden jurídico europeo relativo a la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)”.


En su escrito la Fiscalía recoge la normativa europea sobre la tramitación de la OEDE que en esta cuestión dispone que “la función de las autoridades centrales en la ejecución de una orden de detención europea debe limitarse a un apoyo práctico y administrativo”.


Y añade: "Para los delitos distintos de los mencionados en el apartado 2, la entrega podrá supeditarse al requisito de que los hechos que justifiquen la emisión de la orden de detención europea sean constitutivos de un delito respecto del Derecho del Estado miembro de ejecución, con independencia de los elementos constitutivos o la calificación del mismo”.


El TJUE no es un órgano al que recurrir como tal la decisión del tribunal alemán, ya que su función es interpretar la legislación de la Unión Europea para garantizar que se aplique de la misma forma en todos los países miembro y resuelve litigios entre los gobiernos nacionales y las instituciones europeas.


   Puigdemont abandona la cárcel y exige la liberación “inmediata” de su Govern
   Los exconsellers Comín, Serret y Puig también en libertad
   Puigdemont, libre