​Los CDR acusan a políticos y medios de “inventar una supuesta kale borroka que no existe”

Se desvinculan de la explosión de un concesionario en Barcelona este fin de semana
|


CDR AP 7

Los Mossos retiran a los manifestantes de la AP-7. Fuente: Europa Press


Los Comités de Defensa de la República acusan a medios de comunicación y partidos políticos de “inventar una supuesta kale borroka que no existe ni existirá” en sus acciones. Por medio de un comunicado los CDR alertan de una presunta campaña de desprestigio para poner a este colectivo “en el punto de mira de la persecución política y poder justificar también la persecución judicial”.


Después de conocerse que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha impulsado acciones contra los actos de los CDR al considerarlos vandálicos, los comités defienden que son “el pueblo” y no tolerarán que se intente criminalizar su actividad desde el Ministerio Público y los poderes de un Estado que tachan de fascista. En este punto niegan que las actuaciones que han llevado a cabo en defensa del Procés y de los presos independentistas hayan sido violentas y apuntan al inicio de una campaña de difusión de “mentiras para atacarnos y criminalizarnos”. 


“Ellos tienen la fuerza de la ley, el poder de la prensa, la violencia de las porras y todos los recursos económicos. Y nosotros no tenemos nada más que un proyecto esperanzador: la construcción de un país mejor”, destacan, al tiempo que consideran que el Estado les tiene "miedo" por tener la "capacidad de parar el país" y practicar el "pacifismo activo como método de transformación social". 


Por otra parte desmienten cualquier relación con la explosión ocurrida el fin de semana en un concesionario de coches de la Vía Augusta de Barcelona. En un apunte en Twitter indican que “ni el CDR de Sarrià ni ningún otro CDR tiene relación con los sucedido” y añaden que su línea de acción “siempre ha sido y será la resistencia pacífica”.


Cabe recordar que estos comités se crearon a raíz del referéndum ilegal del 1 de octubre para garantizar la votación del 1-O. Desde aquella los CDR han organizado diversas movilizaciones, como manifestaciones o cortes de carretera, algunas con quema de neumáticos incluida. Una de las acciones más destacadas se llevó a cabo el día de la detención de Puigdemont, cuando convocaron una concentración frente a la Delegación del Gobierno en Catalunya, situada en Barcelona, en la que más de 90 personas resultaron heridas, entre ellas, más de una veintena de Mossos d’Esquadra


   ​El PP compara los CDR con la kale borroka y acusa a los Mossos de no frenarlos
   ​Los CDR levantan las barreras de los peajes en varios puntos de Catalunya
   ​Explosión en un concesionario de coches en Barcelona