El Síndic de Greuges pide al Gobierno español que negocie con el independentismo al igual que hizo con ETA

Ribó a los independentistas: Con su mayoría hicieron que el Parlament "cometiera una clara irregularidad"
|


Su00edndic de Greuges

Rafael Ribó, Síndic de Greuges de Catalunya, en el Parlament. Fuente: Europa Press


El Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, ha instado este miércoles al Gobierno central a dialogar con los partidos independentistas y ha ofrecido su mediación para poder acercar posiciones y solucionar la situación. 


En el pleno del Parlament de este miércoles, en el que ha comparecido a petición de JxCat, ERC y la CUP para exponer su informe extraordinario sobre el referéndum del 1 de octubre, Ribó ha señalado que el Estado dialogó con ETA pese a actuar "fuera de la Constitución y de los tratados europeos, y atentaba contra el derecho más elemental, que es la vida".


El defensor del pueblo catalán ha criticado la falta de diálogo del Ejecutivo de Mariano Rajoy y ha dicho que resulta incomprensible que se esté dejando todo el problema en manos de los tribunales: "Todos los gobiernos españoles dialogaron con gente que llevaba armas en la mano, que ponía bombas y asesinaba. ¿Se podía dialogar sobre eso y no se puede dialogar ahora?".


Ante esta situación, ha ofrecido seguir insistiendo en el papel de mediador que ha estado desarrollando desde el mes de octubre y que, según ha detallado, le ha llevado a hablar sin éxito "con las más altas autoridades de la iglesia, de representantes de comunidades autónomas" y muchos otros líderes políticos y sociales, y ha señalado que, ahora más que nunca, es necesario abandonar cualquier posición de unilateralidad.


Las papeletas, las únicas armas


Rafael Ribó se ha referido expresamente al referéndum ilegal del 1 de octubre y ha alertado de que la policía agredió a personas pacíficas "que tenían una sola arma en la mano, que se llama papeleta de voto", indicando que incluso que el Consejo de Europa ha exigido una investigación.


También se ha referido a la ANC y a su expresidente Jordi Sánchez, y ha defendido que jamás ha contribuido a la violencia ni él ni el resto de representantes civiles soberanistas: "Estamos bajo lo que se denomina una operación intimidatoria para crear una especie de relato que se escapa por completo de un pueblo que no ha dado ni un solo bofetón".


Además, ha alertado de que las medidas del artículo 155 se han aplicado de manera excesiva -no se debería haber cesado al Govern ni disuelto al Parlament, ha dicho-, y ha alertado que el 155 se creó en Alemania y acabó facilitándole las cosas a "Adolf Hitler".


Ribó ha asegurado que las más altas instancias mundiales en defensa de los derechos internacionales coinciden en que el 1 de octubre hubo un uso excesivo de la fuerza y se ha referido, por ejemplo, al alto comisionado de la ONU, "que ha recordado a las autoridades españolas que prisión preventiva debe ser la última opción y ha alentado al diálogo político".


Sobre la actuación de los grupos independentistas, ha señalado que con su mayoría hicieron que el Parlament "cometiera una clara irregularidad al saltarse" varios trámites durante la aprobación de las leyes de 'desconexión', y ha detallado que ha trasladado a la autoridad catalana de protección de datos la gestión de la información privada de los catalanes que se utilizó para el 1-O.


Ciudadanos critica al 'Síndic del Procés' y el PP le pide que dimita 

El diputado de Cs, Carlos Carrizosa, ha acusado al Síndic de representar solo a los catalanes independentistas y ha calificado de absolutamente sesgado su informe sobre el 1-O: "Usted es un engranaje más del Procés, es como la ANC. Está ciego y sordo para todo aquello que es del 'procés', usted es el 'Síndic del Procés', no del pueblo".


Desde las filas de JxCat, el diputado Antoni Morral ha destacado que la intervención de Ciudadanos corrobora que a la formación naranja "solo le interesa alimentar la fractura, cuando lo que hay que hacer es trabajar por ser un solo pueblo", y ha asegurado que el proceso independentista es pacífico y está siendo reprimido con violencia.


Adriana Delgado, de ERC, ha defendido que, "guste o no, hubo una desproporción" en el uso de la fuerza policial el 1 de octubre contra personas que lo único que pretendía era votar, y ha llamado a una respuesta unitaria y masiva para que se respeten los derechos humanos y las libertades.


La diputada del PSC Assumpta Escarp ha compartido las llamadas al diálogo que ha hecho el Síndic y ha lamentado que haya grupos que solo piensen "en la derrota del otro: no habrá victoria con la derrota de la mitad del país". Por su parte Joan Josep Nuet (CatECP) ha defendido a Ribó y sus informes, ha empezado su discurso apoyando a los encarcelados y ha alertado de que "se han erosionado los estándares de los derechos civiles y políticos" en España.


El diputado de la CUP Vidal Aragonès ha alertado de que el Estado ha creado una "causa general contra Catalunya" y que el 1 de octubre fue un castigo colectivo indiscriminado hacia el independentismo; mientras que Santi Rodríguez (PP) ha pedido la dimisión del Síndic por ser solo el defensor del "universo independentista" y para recuperar la credibilidad de la institución que representa. 


   La cúpula de los Mossos a la Audiencia Nacional por un presunto delito de sedición durante el 1-O
   La mayoría independentista del Parlament rechaza condenar "los actos vandálicos o violentos"
   ​El Parlament reivindica la investidura de Puigdemont y exige la excarcelación de los presos independentistas