El Parlament de Catalunya rechaza solicitar la dimisión de su presidente Roger Torrent

|


Torrent

Roger Torrent, presidente del Parlament. Fuente: Europa Press


El Parlament de Catalunya ha rechazado este miércoles al propuesta de resolución de Cs para que la Cámara solicite la dimisión de su presidente Roger Torrent por ejercer su cargo “de manera arbitraria y tendenciosa” a favor de los partidos independentistas.


La petición de Ciudadanos, que pedía también el nombramiento de un nuevo presidente que cumpla sus funciones de forma adecuada, ha sido rechazada con los votos de JxCat, PSC, ERC, comuns y la CUP, y con los votos a favor de Ciudadanos y del PP.


Asimismo la iniciativa naranja reclamaba acabar con la “estrategia de utilización partidista del Parlament ejercida por su presidente, que está generando división en la sociedad catalana”; y que apueste por la recuperación de la normalidad institucional. Este último punto ha sido avalado también por los diputados del PSC-Units y por los de CatECP, pero tampoco ha salido adelante por la posición contraria de la mayoría independentista.


La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, ha recordado que el presidente del Parlament es miembro del tercer partido en las elecciones del 21-D y ha asegurado que proponiendo como candidato a Puigdemont, Turull y Sànchez “ha mantenido el Parlament cerrado de forma torticera”. Además ha acusado a Roger Torrent de no representar a todos los catalanes y de acrecentar la división social.



Propuesta “inútil”


El diputado de ERC, Gerard Gómez del Moral, ha defendido a Torrent, de su mismo grupo, y le ha recriminado a Ciudadanos todas las dimisiones que ha pedido en Catalunya y también la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que acabaron dieron apoyo en su investidura.


Por su parte la portavoz del PSC, Eva Granados, le ha preguntado por qué no pidieron la dimisión de la predecesora del republicano, Carme Forcadell. La socialista ha añadido que se trata de una propuesta inútil” porque sabían que la mayoría soberanista no la avalaría, por lo que ha instado a Cs a hacer propuestas y no solo crítica.


En este mismo sentido también se ha pronunciado Jèssica Albiach, diputada de CatECP. La política ha avisado a la formación naranja de que Catalunya no saldrá de la situación de bloqueo con la dimisión de Torrent ni con medidas judiciales, que Ciudadanos forma parte de ese bloqueo y que, como grupo mayoritario, “se les exige algo más que la crítica”.


No condenan los “actos violentos”


Cs ha aceptado una enmienda del PP para introducir un nuevo punto que pedía condenar los “actos violentos en los que han desembocado las recientes concentraciones convocadas por la ANC, Òmnium y los CDRs”, que también se ha votado y que la Cámara ha descartado con los votos en contra de los grupos independentistas y de los comuns.


Desde la bancada popular, Alejandro Fernández, ha criticado que los independentistas hagan suya y en exclusiva la defensa de la libertad. “Dicen somos y sentimos y solo hablan de lo que sienten ellos y a los demás que nos den”, ha denunciado.  Mientras tanto la diputada de JxCat, Marta Madrenas, ha señalado al bloque constitucionalista por falta de “empatía y humanidad” al no girarse hacia los familiares de los encarcelados a los que JxCat, ERC, la CUP y CatECP aplaudieron durante el pleno de investidura del pasado sábado.


Por último la diputada de la CUP, Maria Sirvent, ha hecho referencia al punto de la propuesta, también rechazado, con el que los naranjas buscaban reinvidicar que la justicia es igual para todos los ciudadanos. La cupaire ha hecho hincapié en que eso no es cierto y ha recordado a los 228 políticos condenados por corrupción que han sido indultados entre el 2000 y el 2010. “La justicia es como las serpientes, solo muerde a los que van descalzos”, ha sentenciado. 


   ​El Parlament reivindica la investidura de Puigdemont y exige la excarcelación de los presos independentistas
   ​Los comuns ponen sobre la mesa un Govern de independientes en Catalunya
   ​La CUP pide convocar ya el pleno de investidura de Puigdemont para “hacer República”