De McMaster a Flynn: Los más de 20 cambios en la plantilla de la Casa Blanca desde la llegada de Trump al poder

|


Trump reforma fiscal

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Fuente: Wikipedia


Más de una veintena de responsables de la Casa Blanca han dimitido, han sido cesados o bien han declinado su nombramiento desde la llegada al poder de Donald Trump en enero del 2017. El último de ellos ha sido su exasesor de seguridad nacional, Herbert McMaster, víctima del ya habitual baile de cargos de la "enérgica" administración, como la describe el presidente, quien dice haber creado un entorno "voluble" que fomenta la competitividad.


Desde la bancada de sus críticos, sin embargo, la perspectiva que ofrecen es la de una Casa Blanca donde la división entre Trump y el Partido Republicano es cada vez más evidente, y donde las nuevas incorporaciones responden a un perfil "fotogénico" -Bolton, sin ir más lejos, ha pasado sus últimos años como colaborador habitual de Fox News, la cadena favorita del presidente -.


Como explica David Graham en su artículo de 'The Atlantic', "Trump no está eligiendo a los reemplazos ni por su capacidad ni su experiencia: quiere replicar la magia que creó durante la campaña, cuando podía cambiar el curso de los eventos a través del discurso".


Aquí, una lista parcial de nombres:


2018


John Dowd: antiguo jefe del equipo de abogados de Donald Trump para la investigación especial sobre Rusia. Dimitió el pasado jueves después de numerosos roces con el presidente Trump. El último de ellos, la intención del presidente de presentar testimonio -y, una vez prestada declaración, despedir al investigador principal, Robert Mueller-.


H.R. McMaster: ex asesor de Seguridad Nacional. Su cese, confirmado el pasado 22 de marzo, fue avanzado una semana antes por el Washington Post, que citó diferencias personales entre el general, el presidente Trump, y el jefe de gabinete de este último, John Kelly. Sustituido por John Bolton.


John McEntee: exasistente personal de Trump y uno de los integrantes más jóvenes de su comitiva. El exquarterback de los Connecticut Huskies fue cesado el pasado 13 de marzo sin un motivo oficial. Fuentes del New York Times describieron a McEntee como un "jugador empedernido".


Rex Tillerson: secretario de Estado, en funciones hasta final de mes. Despedido también el 13 de marzo tras una serie de encontronazos privados con Trump en multitud de cuestiones, como Corea del Norte o Irán. El presidente anunció su cese en Twitter después de que Tillerson acusara a Rusia de orquestar el envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal. Sustituido por el exdirector de la CIA John Pompeo


Gary Cohn: Todavía director del Consejo Económico Nacional y expresidente de Goldman Sacks, aunque anunció el pasado 5 de marzo su intención de dimitir tras haber perdido toda su fuerza política al ceder ante las pretensiones de Trump de subir los aranceles al acero y aluminio de Estados Unidos.


Hope Hicks: exdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca. Dimitió el pasado 28 de febrero. Considerada una de las colaboradoras más cercanas al presidente norteamericano. Hicks dejó el cargo un día después de testificar durante nueve horas ante el comité de Inteligencia del Senado en el marco de la investigación sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de EEUU.


Rob Porter: exsecretario de personal de la Casa Blanca, dejó su cargo este mes de febrero tras ser acusado de violencia doméstica por dos exmujeres.


2017


Richard Cordray: la del exdirector para la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor fue una de las salidas más complejas. Tras conocer su dimisión, Trump designó como sustituto en funciones al director de la Oficina de Presupuestos de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, en franca violación de los protocolos de la agencia, por los que debería haber sido el adjunto de Cordray, David Silberman, quien asumiera el cargo. Un tribunal tuvo que pronunciarse para resolver el conflicto. Falló a favor del presidente.


Tom Price: exsecretario de Sanidad y Servicios Humanos. Dimitió el pasado 29 de septiembre tras conocerse su abuso de vuelos privados para viajes oficiales.


Steve Bannon: exasesor ideológico de Donald Trump y máximo responsable de su agenda ultranacionalista. Fue despedido por Trump en agosto, en un gesto hacia el sector moderado encabezado por su hija Ivanka y su yerno, Jared Kushner.


Reince Priebus: exjefe de Gabinete de la Blanca. Dejó el cargo en julio, después de que Trump dudara de su capacidad para impulsar su agenda política en el Congreso de EEUU, sumado a la tradicional desconfianza de Trump hacia el Partido Republicano, de cuyo comité nacional Priebus era presidente.


Anthony Scaramucci: exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca. Despedido en julio por Trump después de unas airadas declaraciones al New Yorker. Harto de las constantes filtraciones aparecidas antes de su llegada al cargo, Scaramucci describió a Priebus como "un jodido paranoico" entre una salva de insultos dedicada entre otros a Bannon, a quien acusó de intentar "construir su propia marca a costa del presidente".


Walter Shaub: exjefe de la Oficina de Ética de Gobierno. Dejó su cargo en julio, tras denunciar múltiples irregularidades entre los oficiales de la administración, comenzando por la asesora y ocasional portavoz de Trump, Kellyanne Conway, quien llegó a promocionar la marca de ropa de Ivanka Trump durante una entrevista en Fox.


Sean Spicer: exsecretario de Prensa de la Casa Blanca. Dimitió en julio, y con él su ayudante Michael Short, tras enfrentamientos con el director de comunicaciones, Anthony Scaramucci.


James Comey: exdirector del FBI, despedido en mayo. Figura clave en las últimas elecciones norteamericanas al anunciar en plena campaña su intención de investigar a la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, por uso negligente de su correo electrónico. Comey fue despedido por Trump después de una tensa reunión en la que el presidente le pidió, en palabras de Comey, "lealtad personal" por encima de la investigación de la que estaba siendo objeto por la injerencia rusa.


James Donovan: exsecretario adjunto del Tesoro. Dimitió en mayo.


Michael Dubke: exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca. Dimitió en mayo.


Mark Green: nominado de Trump para la secretaría del Ejército. Declinó en mayo.


Todd Rickets: nominado de Trump para la secretaría adjunta de Comercio. Declinó en abril.


Katie Walsh: exjefa adjunta de gabinete, transferida al lobby America First Policies, en marzo.


Philip Bilden: nominado de Trump para la secretaría de Marina, declinó en febrero.


Michael Flynn: exasesor de segurdiad nacional de Trump. Clave en la investigación de Rusia. La versión oficial es que fue cesado tras mentir al vicepresidente, Mike Pence, sobre la naturaleza de un encuentro con el ex mbajador de Rusia en EEUU, Sergei Kislyak.


Gerrit Lansing: exjefe del departamento digital de la Casa Blanca. dimitió en febrero después de que el FBI no diera visto bueno a su nombramiento por motivos de seguridad -relacionados con ciertas inversiones sospechosas realizadas por Lansing, según fuentes de Politico-


Sally Yates: exfiscal general en funciones. Despedida por Trump en enero por ordenar al Departamento de Justicia que no aplicara el veto migratorio ordenado por el presidente norteamericano.


   Trump sustituye a McMaster por el 'halcón' de la era Bush, John Bolton, como asesor de Seguridad Nacional
   EEUU aplicará exenciones a las importaciones de acero y aluminio de la UE
   Zuckerberg está dispuesto a comparecer ante el Congreso de EEUU por la filtración de datos de Facebook