Nuevos altercados en Lavapiés tras la llegada del cónsul de Senegal en Madrid

|


Protesta consul Senegal

Protestas contra la presencia del cónsul de Senegal en Madrid. Fuente: Europa Press


Nuevos incidentes en Lavapiés el mediodía de este viernes por la presencia del cónsul de Senegal, Mouctar Belal BA, en el barrio madrileño. Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) han empezado a cargar pasadas las 12.50 horas después de que un grupo numeroso de senegaleses haya increpado al diplomático, que ha tenido que refugiarse en un establecimiento para evitar ser agredido.


En la plaza de Nelson Mandela un grupo de ciudadanos, en su mayoría de origen senegalés, se ha concentrado este viernes en memoria del compatriota que murió ayer tras sufrir un infarto en la vía pública, fallecimiento que según los congregados se produjo como consecuencia de una persecución policial, algo que ha negado la Policía Municipal de Madrid.


La concentración se iniciaba en torno al mediodía en tono pacífico, pero la tensión ha ido en aumento ante la visita del personal diplomático de Senegal, al que diversos senegaleses han acusado de abandonar a los suyos y no defender sus derechos en España.


En un primer momento, las UIP de la Policía Nacional han escoltado el vehículo en el que había llegado el cónsul y que había sido rodeado de personas que expresaban su indignación. Mouctar Belal BA ha tenido que refugiarse en un restaurante para evitar ser agredido como consecuencia del lanzamiento de objetos por parte de algunos manifestantes.


Ante la imposibilidad de que el político pudiera llegar al coche que le estaba esperando, agentes de la Policía han formado un cordón y poco después han comenzado a cargar contra los concentrados, mientras que varios individuos han respondido lanzando sillas y mesas que estaban apiladas en una terraza. Algunos de los que han lanzado objetos estaban ataviados con capuchas y bragas para ocultar su rostro, mientras que otros intentaban que no agredieran a los agentes y repusieran su actitud con gritos y con los brazos en alto para tratar de parar la situación.


En la calle Cabestreros los policías han formado una línea, protegidos con escudos, ante la acometida de manifestantes. Allí también han recurrido al uso de la fuerza en determinadas ocasiones para dispersar a este grupo.


Pasadas las 13.00 horas el diplomático ha conseguido salir del lugar, mientras que dos furgonetas de la Policía franqueaban el coche. Unas 200 personas permanecen en la zona y hacia las 13.15 horas la situación se ha calmado y los agentes se han retirado a calles aledañas en modo preventivo.


   ​Seis detenidos y una veintena de heridos durante los disturbios por la muerte de un mantero en Lavapiés
   ​Investigados por la muerte de un mantero los dos urbanos de Barcelona en prisión por el crimen de otro agente
   ​Nuevo intento de secuestro a menores en el barrio de Salamanca (Madrid)