​DEBATE DE PENSIONES

Rajoy aprovecha el debate para anunciar la mejora de las pensiones mínimas y de viudedad

No dará “marcha atrás” a ninguna reforma de pensiones
|


Mariano Rajoy

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. Fuente: Europa Press


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovecha su intervención durante el debate sobre las pensiones para avanzar una medida popular: la inclusión en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 (PGE todavía no aprobados) de una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad. En su discurso, que pretendía ser optimista y tranquilizador, ha anunciado además que concentrará las ayudas fiscales en el IRPF para familias y pensionistas.


“Es en el contexto de los Presupuestos (cuentas que ha indicado aprobará el Gobierno a final de mes en el Consejo de Ministros) donde podemos hablar de las mejoras posibles para el bienestar de los españoles en materia de pensiones”, ha afirmado. 


En est punto ha subrayado la necesidad de trabajar en un acuerdo para la tramitación de los PGE de este año, insistiendo en que es este “el marco” en el que “se deben acordar las decisiones que se tomarán sobre ingresos tributarios y gastos sociales”. Aunque por otro lado ha avisado de que hay que tener en cuenta que no se puede gastar "lo que no se tiene" y que España está obligada a cumplir con los objetivos europeos en materia de déficit público porque, según él, esto fue "lo que salvó" al país. 


Ya entrando en materia ha hecho hincapié en que la sostenibilidad del sistema de pensiones y el importe de las mismas depende del empleo, de que trabajen muchas personas y de que lo hagan con trabajos cada vez mejores. “Solo si hay más gente cotizando se puede pagar más y mejores pensiones”, ha resumido.


El líder de los populares tampoco ha dejado atrás en su discurso las oportunidades que ofrece la transformación digital. A su juicio “solo así lograremos no quedarnos atrás” y “terminar de revertir las consecuencias de una crisis económica sin precedentes”, así como “garantizar la permanencia de nuestro generoso Estado del Bienestar y de nuestras pensiones”.


En este sentido ha señalado que el sistema está recuperando “poco a poco” el equilibrio financiero en un “clima de gran creación de empleo”, que según Rajoy ofrece “las mejores garantías para corregir el déficit y ganar flexibilidad en sus decisiones, por ejemplo, mejorando las pensiones más bajas”.





No piensa dar “marcha atrás” en ninguna reforma de pensiones


El líder del Gobierno ha defendido en el Pleno del Congreso que no piensa “dar marcha atrás en ninguna reforma de pensiones” realizada durante la crisis económica, ni la de 2011 con el PSOE ni la de 2013 con su Gobierno.


No obstante ha considerado que hay que darle un nuevo impulso al Pacto de Toledo: “Hoy necesita un nuevo impulso, pero no una rectificación. Su importancia y revitalización está precisamente en no volver a empezar de cero”. En esta línea ha propuesto “avanzar sobre lo construido y no dar marcha atrás en ninguna de las reformas de los últimos años”.





Cabe recordar que la reforma de 2011 retrasó hasta los 67 años la edad de la jubilación y la de 2013 cambió la revalorización de las pensiones, vinculada hasta entonces a la inflación, a través de una fórmula que tenía en cuenta la previsión de ingresos y gasto. Desde ese entonces han limitado las subidas en su resultado suelo, un 0’25%, además de introducir un cambio en el cómputo de la pensión inicial, conocido como factor de sostenibilidad.


“Los españoles pueden estar tranquilos porque no existe hoy ningún peligro por lo que se refiere al sistema de pensiones”, ha añadido un Rajoy que, hace aproximadamente un mes y en plena crisis de sostenibilidad de las pensiones (el agujero subió en 2017 hasta el entorno de los 18.800 millones), proponía a esos mismos españoles abrir planes de pensiones privados para “superar cualquier revés que nos pueda traer la vida”. 


   La 'furia' pensionista se concentra de nuevo en Bilbao contra la pérdida de poder adquisitivo
   La reforma de los planes de pensiones entra hoy en vigor
   ¿Está en riesgo el futuro de las pensiones?