​El Procés, las tetas y la doble moral

|


Salvadu00f3 y Rovira

Lluís Salvadó y Marta Rovira, diputados de ERC. Fuente: Europa Press


La primera vez que salió el tema de “las tetas” en esta historia del Procés fue cuando aquella militante de ERC y exregidora mintió a todo el mundo afirmando que el 1-O la policía le había roto todos los dedos de la mano uno a uno y le había tocado las tetas.


Aquello estuvo mal ya que si bien en un primer momento generó gran indignación al escucharlo después se demostró que ni rotura de dedos ni manoseamiento de tetas hubo. Aquella señora utilizó torticeramente una presunta agresión sexual para generar animadversión hacia las fuerzas de seguridad del Estado. Y eso moralmente es reprobable. Más si dices pertenecer a un partido que lleva su -presunta- inmaculada historia por bandera y se define de izquierdas. Los medios y altavoces procesistes cubrieron con un tupido velo el hecho, lo cual debería avergonzarlos.


Sorprendentemente, o quizás no tanto, hoy han aparecido unas escuchas donde se pueden oír a dos miembros de ERC hablando de tetas y utilizando además un lenguaje claramente xenófobo, racista y machista.


Y no son dos cualquiera. Lluís Salvadó, actual diputado y exsecretario de Hacienda en la Generalitat, y Josep Caparrós, alcalde de Sant Carles de la Ràpita. En su defensa arguyen que, aunque inapropiada, es una conversación privada. Ellos y varios (mujeres incluidas) militantes y seguidores de ERC.


Pero el problema es que están hablando de la elección de un cargo público, Conseller o Consellera de Educación, por lo que no estamos aquí ante dos colegas que se explican el chiste de “Miss Tetas” por teléfono para pasar el rato, como algunos están intentando vender.


Lo que hemos escuchado es un casting de como se escoge a una persona para un cargo. Y da mucho miedo. Y tiene que dar más terror si perteneces al género femenino o eres extranjera. No se citan habilidades, ni méritos... se habla de atributos físicos y de nacionalidades.


ERC es un partido que intenta vender al público su honradez y limpieza. También intenta vender la diversidad de su movimiento situando en sus listas a personas de otras nacionalidades -aunque nunca en puestos clave, por supuesto- y así contrarrestar el discurso de los unionistas que acusan de supremacistas a los procesistes, amén de diferenciarse de los pujolistes donde en las listas no ves un García ni por asomo.


Pero la tibia actuación ante estos hechos de la formación, tweet de descargo de Marta Rovira y poco más, no fulminando a estas dos personas coloca sus acciones en el terreno de la doble moral. Por que una cosa es lo que hacen y otra lo que dicen cara a la galería. Si la elección de cargos en el Procés es así... ¿cómo sería el nuevo Estado que quieren crear? La respuesta da cada vez más miedo. 


   ​Paseando a Roger Torrent como a 'Miss Daisy' para seguir llorando
   Salvadó, diputado de ERC, descalifica a las mujeres en una polémica conversación machista
   Rajoy apoya a Artadi para conservar su poder