​Pere Soler reconoce la manipulación de actas de los Mossos durante el 1-O

La juez Lamela decreta libertad con medidas cautelares para el exdirector de los Mossos
|


Pere Soler

Pere Soler, exdirector de los Mossos, a su llegada a la Audiencia Nacional. Fuente: Europa Press


El exdirector de los Mossos d’Esquadra, Pere Soler, ha admitido este viernes ante la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, la iniciativa de manipular las actas redactadas por agentes de la policía autonómica desplegados durante la jornada del referéndum del 1 de octubre. La juez ha ordenado su libertad, pero con medidas cautelares.


Fuentes presentes en el interrogatorio, han señalado que Soler, que ha comparecido en calidad de investigado durante más de dos horas por un presunto delito de sedición por la actuación de los Mossos, ha reconocido que hizo manipular las actas, pero también ha declarado que él no se dedicaba a dirigir los operativos policiales del cuerpo autonómico.


Este último argumento también ha sido utilizado por el segundo en declarar este viernes ante la juez, el secretario general de la conselleria de Interior, Cèsar Puig. El exnúmero dos de Joaquim Forn ha dicho, en su comparecencia de alrededor de una hora, que su trabajo se limitaba a cuestiones técnicas y presupuestarias y que, por tanto, carecía de mando para dar instrucciones de tipo operativo a los Mossos.


Cabe recordar que en las últimas semanas, la juez Lamela ha recibido informes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en los que se pone de manifiesto que los agentes autonómicos recibieron órdenes directas para no interactuar con las personas que participaban en el 1-O y para dejar solos a policías y guardias civiles si éstos actuaban en los puntos de votación.


Además se apuntaba a la posible manipulación de actas a sabiendas de que la investigación judicial podría señalarles por un delito de sedición y también a los papeles confiscados por la Policía Nacional y que los Mossos se disponían a quemar en una incineradora de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) el 26 de octubre de 2017, un día antes de la DUI y de la aplicación del 155.


La juez rechaza la petición de la Fiscalía y decreta la libertad para Soler


La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado libertad bajo fianza de 100.000 euros para Pere Soler al considerar que existe riesgo de fuga y reiteración delictiva por la existencia de “nuevos fugados”, en referencia a la cupaire Anna Gabriel. El Ministerio Público ha hecho referencia también a la “persistencia de su partido”, el PDeCAT, en “investir a un preso de la causa”, Jordi Sànchez, y buscar “perpetuar el Procés” y “espacios políticos libres en el exilio”.


Finalmente la magistrada de la Audiencia Nacional ha acordado dejar en libertad con medidas cautelares al exdirector de los Mossos, quien fue el primero en asumir públicamente su cese por parte del Gobierno central en aplicación del artículo 155. La titular del Juzgado Central de Instrucción nº3 ha decretado para Soler medidas cautelares como retirada del pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional y comparecencias quincenales en el juzgado más cercano. 


En cuanto a Cèsar Puig, la Fiscalía también ha pedido libertad bajo fianza de 100.000 euros. Sin embargo Carmen Lamela ha dictado su puesta en libertad con las mismas medidas cautelares que en el caso de Soler. 


   ​Pere Soler, exdirector de los Mossos, y el exnúmero dos de Forn imputados por sedición
   El actual major de los Mossos sabía en 2013 que el 'CNI catalán' tenía móviles encriptados para altos cargos
   La cúpula de los Mossos corrigió 11.000 actas del dispositivo que desplegó durante el 1-O