​Trump impone aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pero excluye a México y Canadá

|


20180131 381968 TrumpDiscursoE 1 22

Donald Trump, presidente de EEUU. Fuente: Europa Press


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo ha hecho a pesar de las amenazas de la UE de imponer aranceles a marcas estadounidenses como Harley-Davidson o Levi’s. El mandatario estadounidense ha anunciado la imposición de tasas de un 25% a las importaciones de acero y de un 10% a las de aluminio, si bien ha excluido de la medida a Canadá y México.


Trump ha descrito las prácticas comerciales en los mercados como un “asaltoa EEUU, al tiempo que ha defendido el traslado de empresas al país norteamericano. “Si no quieren pagar impuestos, traigan su planta a Estados Unidos”, ha espetado antes de insistir en que la producción nacional es necesaria por razones de seguridad nacional.


Asimismo ha ofrecido exenciones a los aranceles al acero y al aluminio a los países que traten a Washington “con justicia al comerciar”, añadiendo presión a Canadá y México, con los que la Casa Blanca renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN).


El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, ha rechazado cualquier vinculación con el TCLAN y ha resaltado que “bajo ninguna circunstancia (el diálogo) estará sujeto a ningún tipo de presión”. Mientras que el ministro de Comercio Exterior de Canadá, François Philippe Champagne, ha declarado que su país no aceptará ningún arancel por parte de EEUU.


El principal objetivo de Donald Trump en esta cuestión es Europa. El presidente de EEUU ha exigido concesiones a la Unión Europea, de la que se ha quejado por tratar injustamente a los vehículos estadounidenses y ha amenazado con subir los aranceles a las importaciones de vehículos procedentes del Viejo Continente.


“Si Donald Trump pone en práctica las medidas esta tarde, tenemos todo un arsenal a nuestra disposición para responder”, había advertido antes del anuncio oficial de Washington el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici, cuyo aviso quedaba en saca roto.



Brasil y Argentina buscan negociar la exención


Tanto el Gobierno de Brasil, segundo proveedor de acero de EEUU, como el de Argentina tratarán de negociar con EEUU para sumarse al grupo de Canadá y México y no sufrir los recientes aranceles sobre el acero y el aluminio anunciado desde la Administración Trump.


El ministro de Comercio de Brasil, Marcos Jorge, ha confirmado que intentarán negociar, pero ha alertado de que si fracasan las negociaciones podrían emprender medidas más enérgicas para proteger su industria. “No excluyo, si es necesario, recurrir a cualquier otra medida para proteger el interés nacional”, ha afirmado Jorge tras su reunión con el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross.


Desde el ministerio de Asuntos Exteriores argentino han asegurado que buscarán la exención: “Trump afirmó que otros países podrían recibir este privilegio, a través de un proceso que se anunciará en breve”. Asimismo han añadido que Argentina solo representa el 0’6% de las importaciones de acero y el 2’3% de las de aluminio por lo que este país “no es la causa ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados estadounidenses y mundiales”.


Trump ha encendido la mecha de la guerra comercial. La imposición de tasas al acero y al aluminio será previsiblemente contraatacada desde la UE con medidas proteccionistas contra EEUU. Se abre la veda. 


   Dimite el asesor en materia económica de la Casa Blanca por la 'guerra comercial' del acero
   Trump amenaza ahora a Europa con aranceles a coches europeos
   Levi's, Harley-Davidson y Bourbon, en el punto de mira de la UE si Estados Unidos perjudica al acero europeo