El acuerdo de JxCat y ERC contempla rebajar impuestos a rentas bajas y no subirlos a las altas

|


CUP pleno aplazado

La CUP acude al pleno de investidura de Puigdemont aplazado por Torrent. Fuente: Europa Press


EL acuerdo cerrado por ERC y JxCat y que ha sido trasladado a la CUP para intentar desencallar la legislatura recoge "reducir la presión fiscal a las rentas bajas", pero no subir impuestos a las rentas más altas que es una reinvindicación de los cupaires. Este proyecto de Govern incluye también una demanda clave de los independentistas: no renovar conciertos a escuelas que segregan por sexo. 


El documento, consultado por Europa Press, hace mención a la mejora de la cohesión social y la reducción de las desigualdades, sobre la que apoyan la necesidad de "incrementar las cuotas de autogobierno". Como primera medida de la acción de Govern, afirman que "se desarrollará un Plan de Choque contra el 155 para revertir los efectos sobre la sociedad y la economía catalana". 


"El eje social y el nacional son inseparables como se ha demostrado en la última legislatura", agregan antes de enumerar una serie de medidas entre las que cuentan el despliegue de la Renta Garantizada, el de la Agencia Catalana de Protección Social y el impulso al Plan Integral para la mejora de las listas de espera en la Sanidad pública. 


Vivienda y movilidad


Otra de las medidas que contempla el escrito, y que también pedió la CUP, es el compromiso de ampliar el parque público de vivenda, estableciendo un plan de choque para la construcción de vienda de protección oficial, de compra o alquileres, establecimendo como referencia el 30% del salario mínimo para marcar el precio del arrendamiento más el coste del suministro. 


En este sentido se comprometen a recuperar los artículos suspendidos por el TC de la Ley de Emergencia Social que hacen referencia a la expropiación de las viviendas de la banca y a destinar la tasa turística a los efectos de los alojamientos turísticos en la gentrificación de barrios.


En relación al transporte prioriza el impulso de la T-Mobilitat y la eliminación del sistema de coronas, un nuevo modelo de gestión de Rodalies para garantizar la calidad de este servicio y el del AVE, así como impulsar el Corredor Mediterráneo. 


Además recoge, después de que la Justicia anulara la concesión a Acciona sobre la gestión en alta de Aïgues Ter Llobregat (ATTL) por irregularidades en el concurso, la recuperación de la empresa de aguas para "gestionarla de forma pública, transparente, participativa y democrática". 


Banca pública


El pacto busca la complicidad de la CUP estableciendo la creación de una comisión mixta Parlament-Govern para el avance en la constitución de una Banca Pública a partir de la reforma del Institut de Crèdit i Finances.


Por otra parte se incluye el establecimiento de un "salario catalán de referencia" de 1.100 euros brutos al mes y la formación de un proyecto contra la precariedad laboral. Además plantea la construcción de un programa específico para la lucha contra el fraude fiscal "incrementando los recursos de la Agencia Tributaria", de la Administración de Justicia y de las unidades específicas de los Mossos d'Esquadra, así como aumentar el control de la contratación pública.


   ​El acuerdo de JxCat y ERC contempla el proceso constituyente y un ‘multireferéndum’
   JxCat confía en el apoyo de la CUP al nuevo acuerdo de legislatura y se abre a “matices” cupaires
   JxCat y ERC firman un nuevo pacto independentista y se lo envían a la CUP