​UGT denuncia el escapismo de plataformas de reparto a domicilio a la Inspección de Trabajo

El sindicato apunta a plataformas como Deliveroo, UberEATS y Glovo
|


Rider

Repartidor de Deliveroo. Fuente: Deliveroo


El sindicato UGT denuncia este sábado que plataformas de reparto a domicilio como Deliveroo, UberEATS o Glovo están introduciendo cambios en sus modelos de gestión con el objetivo de ocultar información sobre sus trabajadores, los llamados ‘riders’, para esquivar a la Inspección de Trabajo y mejorar su imagen pública.


Desde UGT informan que estas modificaciones afectan a las aplicaciones informáticas, a la oferta de seguros de accidentes a los trabajadores o la colaboración con ONG en campañas “presuntamente solidarias”. Y añaden que algunas de estas iniciativas están “empeorando aún más” las condiciones laborales de los trabajadores.


El sindicato destaca que a través de Turespuestasindical.es, los empleados están denunciando cambios en las diferentes plataformas para seguir encubriendo un posible fraude en su relación laboral y aparentar una mayor independencia de “sus mal llamados ‘partners’”.


“Los cambios en las aplicaciones no buscan mejorarlas sino evitar que a través de ellas se pueda obtener información que comprometa a las plataformas ante la Inspección de Trabajo o los juzgados de los social”, acusa UGT. Pone como ejemplo Deliveroo que ha eliminado la aplicación que empleaba para asignar horarios a los trabajadores y que ahora se establecen a través de un sistema oculto (con la aplicación anterior la Inspección de Trabajo comprobó que los ‘riders’ no podían elegir sus horarios, tal y como vendía la empresa).


Por otra parte el sindicato también denuncia la cobertura por seguro de accidente, con una diferencia en las indemnizaciones que ve “abismal” en comparación con la establecida en convenios colectivos: “Glovo paga en días lluviosos un 30% más, fomentando así el riesgo de accidentes. Recordemos que los repartidores, al ser autónomos, tiene que asumir el coste de los accidentes de trabajo”.


Además subrayan la doble moral de estas plataformas que han comenzado, para mejorar su imagen pública, a trabajar con ONG, como Nuevo Futuro, “subastando prendas de Deliveroo customizadas por Agatha Ruiz de la Prada para fines sociales”, mientras les cobran a los repartidores entre 70 y 90 euros por uniformes y material de trabajo que se descuentan de la primera facturación realizada por el ‘rider’. 


   El Tribunal Supremo da la razón a los bancos y obliga a los clientes a pagar los impuestos de las hipotecas
   Las mujeres cobra un 16% menos que los hombres en las Administraciones Públicas
   La brecha salarial hace que las mujeres ganen 6.000 euros menos al año y las empresas 42.000 millones más