La CUP rechaza el acuerdo de JxCat y ERC por suponer “una sumisión total a la legalidad española”

|


Vidal Aragonu00e8s

Vidal Aragonés, diputado de la CUP en el Parlament. Fuente: Europa Press


Nuevo escollo en el bando independentista. Si a ERC y JxCat ya les estaba costando llegar a un pacto para la investidura, ahora se les presenta en el frente izquierda un nuevo problema: la CUP. El tercero en discordia avanza este sábado que la propuesta que les han plantado sobre la mesa de negociación no les gusta. Los anticapitalistas rechazan el acuerdo y vuelven a ser decisivos en una legislatura para la formación del Govern.


Candidatura d’Unitat Popular descarta apoyar el contenido de la iniciativa presentada por junteros y republicanos, y sus cuatro diputados en el Parlament se abstendrán en una hipotética votación de investidura del expresidente de ANC y número dos de JxCat, Jordi Sànchez, para la Presidencia de la Generalitat.


En declaraciones a los medios tras la reunión del Consell Polític de la CUP, el diputado Vidal Aragonés ha explicado que han rechazado la propuesta porque “supone una sumisión total a la legalidad española” y por no hacer políticas sociales. En esta misma línea Aragonés ha criticado que la propuesta que les han llegar ambos partidos se basa en “autonomismo y medidas que no superan el sufrimiento de las clases populares”.


Desde la CUP decimos: ni 155, 135, ni autonomismo”, ha sentenciado el diputado, al tiempo que ha asegurado que no negociarán más con Esquerra Republicana y Junts per Catalunya si continúan plateando políticas enmarcadas en el autonomismo y en mantener la legalidad del Estado, en lugar de hacer efectiva la República catalana.



Por ello ha reclamado que se inicie un proceso constituyente de “base popular” para que los catalanes decidan el modelo de país que quieren y que se avance en políticas sociales, de las que ha dicho no se pueden hacer en el marco del modelo autonómico y ha apostado por un control público de sectores estratégicos de la economía. 


Los cupaires vuelven de nuevo ‘a cortar el bacalao’ en Catalunya. Con solo 4 escaños su abstención en el Parlament probablemente evitaría que saliera investido Jordi Sànchez (quien no es precisamente santo de devoción de los anticapitalistas por sus simpatías con Artur Mas –el juntero llegó a pedir perdón a los socios de ANC por solicitar el voto para la CUP después de que ellos forzaran la salida de Mas). 


Sin la ayuda anticapitalista JxCat y ERC suman 66 diputados, pero 4 de ellos no lo tienen asegurado (Comín, Puigdemont, Sànchez y Junqueras), por lo que no superarían así los 65 escaños que tiene el 'bloque del 155' y CatECP. Tocado y hundido el principio de acuerdo del 'bloque de la DUI'. 


   ERC afirma que apoyará la investidura de Jordi Sànchez si hay un "acuerdo a tres"
   ERC y JxCat mantienen el pulso en las negociaciones pese a la renuncia de Puigdemont
   Renuncia “provisional” de Puigdemont a su investidura a la Presidencia de la Generalitat