Marta Rovira confirma al juez que conocía la hoja de ruta del Procés

|


Rovira
Marta Rovira, secretaria general de ERC, a su llegada al Supremo. Fuente: Europa Press


La secretaria general de ERC, Marta Rovira, declara en calidad de investigada ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que trató de acudir a todas las reuniones a las que era convocada por el expresidente Puigdemont en relación con el proceso independentista y que conocía la hoja de ruta del Procés.


La republicana, considerada por la Guardia Civil como una pieza clave en la organización del referéndum ilegal, llega a las inmediaciones del Tribunal Supremo sobre las 8.30 horas. Arropada por los aplausos y gritos de ánimo proferidos por decenas de miembros de ERC y por sus socios independentistas (CUP, Demòcrates, JxCat y PDeCAT), Rovira entra en sede judicial, donde declara ante el magistrado desde las 9.20 horas. Ni la Fiscalía ni la acusación popular, ejercida por Vox, tiene previsto inicialmente solicitar su ingreso en prisión


Según fuentes presentes en el interrogatorio, la secretaria general de ERC ha sufrido una especie de “amnesia selectiva” sobre su papel en las diferentes reuniones celebradas por el proceso independentista. No obstante ha contado que trataba de acudir a todos esos encuentros convocados por el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y ha reconocido su conocimiento sobre la “hoja de ruta” que firmaron todos los partidos independentistas en marzo de 2015 y que ella suscribió en representación de ERC.


En este sentido ha explicado que todas las formaciones políticas tenían previsiones al respecto, si bien ha negado conocer el documento ‘Enfocats’, incautada al exnúmero dos de Junqueras en la conselleria de Economía Josep Maria Jové. De hecho ha indicado que tampoco tiene conocimiento de ningún Comité Estratégico para conseguir la independencia y sobre la agenda Moleskine, confiscada también a Jové, ha destacado que las notas manuscritas son percepciones de éste.


La número dos de ERC ha defendido que no tenía ninguna capacidad de organización ni de gestión en la celebración del referéndum, aunque no se ha desvinculado del todo de él. En esta línea ha apuntado que pidió al exPresident que ordenase la paralización de la consulta en vista de la represión policial y ha explicado que hizo esta petición en la reunión convocada por Puigdemont en la que participaron, según ha precisado, representantes políticos de la CUP, de JxSí y miembros del Govern. En este punto ha manifestado que el líder del Govern se negó a suspender el 1-O porque había demasiadas personas haciendo cola en los colegios y consideraba que dejarles sin votar podía agravar la situación.


En cuanto a las leyes de desconexión ha defendido que ella no ha sido ponente, ni portavoz en la redacción de la Ley de Transitoriedad y la del Referéndum, anuladas por el Constitucional, pero ha recalcado que el Parlament trabajó en base a lo establecido por el derecho internacional, por lo que ha asegurado que tanto las normas internacionales como la Constitución dan cabida a que el pueblo catalán sea consultado.


A preguntas de su defensa sobre la reunión a mediados de noviembre con el líder de Junts per Catalunya ha desvelado que se encontró con Puigdemont para dejarle claro que ERC no iba a permitir un bloqueo del Parlament. Dichas fuentes han manifestado que la política, que ha contestado a las preguntas de todas las partes menos a las de Vox, ha dicho que la declaración de independencia del 27 de octubre fue una manifestación política sin efectos jurídicos.  


Marta Rovira ha salido del edificio del Tribunal Supremo sobre las 12.30 horas. El juez Llarena ha aceptado la petición de la Fiscalía y ha decretado para ella libertad bajo fianza de 60.000 euros.Tras declarar durante unas dos horas ha hecho una breve declaración a los medios a las puertas del TS. Rovira ha dicho que había defendido ante el Alto Tribunal los derechos que tienen los investigados como diputados del Parlament en un Estado democrático.



   Llarena rechaza la petición de Forn de ampliar la causa del Procés contra Trapero
   Un excargo del Govern reconoce al juez que trabajó en la página del referéndum
   Junqueras, Rovira y Jové en el núcleo duro de la logística del 1-O