Carles Viver defiende ante el juez del 1-O que era solo un asesor sin capacidad de decisión

Admite que trabajó en estructuras de Estado para la República
|


Carles Viver

Carles Viver Pi-Sunyer. Fuente: Europa Press


El exmagistrado del Tribunal Constitucional y expresidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), Carles Viver Pi-Sunyer, se escudó ante el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, en que era un simple asesor jurídico sin capacidad de decisión en el proceso soberanista de Catalunya y recalcó que se ha creado una "leyenda" sobre su trabajo.


Así lo manifestó este martes durante su declaración ante el juez, según recoge el audio de dicha comparecencia. El magistrado que instruye los hechos relacionados con los preparativos del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre le tomó declaración al ser considerado el arquitecto jurídico del Procés.


El exmagistrado defendió en todo momento que su trabajo para el Govern de Carles Puigdemont fue como asesor jurídico. De hecho, afirmó que no tenía conocimiento de la existencia del documento 'Enfocats', que prevé la hoja de ruta para conseguir la independencia de Catalunya, y que se enteró de su existencia por la prensa.


En este sentido, aseguró que no había participado "en absoluto" en la preparación del referéndum, ni en conferencias organizadas por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural o la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). "Yo mantuve siempre la idea de que yo era un asesor técnico jurídico, me negué a entrevistas y a participar en conferencias. Ha sido una pauta que a mí me ha costado", ha dicho.


El exjuez del TC lamentó que por su actitud "algo" había perdido "no saliendo en los medios" porque, según dijo, "se ha creado una leyenda" en relación con su trabajo que, añadió, "no responde a la realidad". "No participé, ni hice informes, ni los encargué sobre la preparación del referéndum, ni me lo preguntaron. No asistí a ninguna de las reuniones de preparación del referéndum. Supongo que porque sabían que yo no tenía ni idea de cómo se monta un referéndum", ha añadido.


Solo atendió a las "consultas" del Govern


Preguntado sobre si en diciembre de 2016 manifestó en el Parlament que seguiría trabajando en una hoja de ruta para celebrar el referéndum en 2017 por deseo expreso del expresidente Carles Puigdemont y pese a que ésta había sido suspendida por el Tribunal Constitucional, Viver ha destacado que lo que hizo fue atender a las "consultas" que le hacía el Govern "sobre la normativa que tenía que tener un supuesto Estado catalán en el supuesto de que se llegase a la desconexión".


"Me pidieron opinión pero en muy contadas ocasiones, quizá tres o cuatro veces", añadió. Al mismo tiempo que recalcaba que siempre había insistido en que "siguiendo lo que dijo el Tribunal Constitucional, se podían preparar estructuras de Estado, pero en mi caso, preparar una normativa que se pudiera aplicar en caso de desconexión siempre y cuando esta preparación no intentase llevarse al Boletín Oficial o no intentase aplicarse efectivamente".


En este sentido, recalcó que esta idea de que no se aplicase si no se había producido la desconexión aparece en la conocida agenda del Procés, incautada a Josep María Jové, número dos del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.


Viver apuntó que en varias ocasiones los asesorados "no siguieron" lo que les "había dicho". Uno de los ejemplos que ha puesto ha sido cuando les indicó que si no se conseguía el 50% de los votos no era recomendable llegar hasta el final del proceso de desconexión.


Con respecto a la Ley de Transitoriedad, que se aprobó en el Parlament y que ha sido anulada por el Tribunal Constitucional, admitió que había participado en su proyecto pero ha hecho hincapié en que "en aquel momento esto era perfectamente legal". "Nadie me ha dicho que no se pudieran preparar normas, ni preparar estructuras", se ha justificado. Asimismo, ha precisado que la Ley del Referéndum era un "capítulo" de la de Transitoriedad basado en derecho internacional y que fue la Comisión del Parlament quien decidió "desgajarla y convertirla en una ley independiente".


El abogado del Estado le acorrala con sus propios informes


El Abogado del Estado acorraló al exmagistrado del TC con los informes que él mismo había firmado como presidente del Consejo Asesor de la Transición Nacional, después de que éste alegara que siempre había hecho las cosas respetando las sentencias del Tribunal Constitucional. Así, le leyó los textos en los que se argumentaba que si no era posible una reforma de la Constitución para realizar un referéndum, se hicieran elecciones plebiscitarias y después de una DUI porque contarían con la legitimidad democrática del nuevo parlamento.


También le preguntó por otro informe en el que afirmaba que en caso de una situación de bloqueo político que se derivaría de la negativa del Estado se podría intentar forzar la negociación acudiendo a actores diversos como el apoyo de la sociedad civil movilizada.


Carlos Viver empezó defendiendo que la idea era que el Estado no convocase el referéndum, sino que autorizara la convocatoria de un referéndum autonómico. Después, ante las preguntas del Abogado del Estado, admitió que en uno de los informes se decía que "la experiencia demuestra que cuando una propuesta de la sociedad, con gran apoyo no encuentra cauces en el derecho, el derecho cede y se construye uno nuevo", que se trata de una "constatación histórica".


También y al ser preguntado por su postura de hacer unas elecciones plebiscitarias si no se podía hacer una consulta legal, aseguró que era una de las alternativas que planteaban pero que la desaconsejaban y añadía que una cosa son unas elecciones plebiscitarias, que "son autonómicas puras y duras" y otra, una declaración de independencia.


Sin embargo, el Abogado del Estado volvió al ataque y le recordó que en uno de los informes firmado por Viver se insiste en que "la legitimidad política de las DUI posteriores a unas plebiscitarias se basa en la legitimidad democrática del nuevo parlamento y son consecuencia de haber empleado el Estado instrumentos jurídicos para impedir elecciones plebiscitarias y actitudes de bloqueo".


Viver se escudó entonces en que "lo firma el Consejo Asesor" pero acabó reconociendo que se trata de "una afirmación en la que se dice que usted podría alegar aquí que está legitimado porque ha convocado unas elecciones plebiscitarias y ahora el resultado lo puede utilizar".


También trató de justificar la defensa del apoyo de la "sociedad civil movilizada" alegando que siempre habían defendido que "tenía que ser absolutamente pacífica" tanto por motivos morales, como por motivos políticos, porque si los movimientos políticos no son pacíficos "vas al desastre".


   Un excargo del Govern reconoce al juez que trabajó en la página del referéndum
   ​El TSJC envía al Supremo las causas contra el exGovern y contra los líderes municipales Lloveras y Buch
   Santi Vidal afirma ante el juez del 1-O que habló de futuribles y no de realidades