​El alquiler en Barcelona se sitúa por encima de los 850 euros en 2017

|


Pisos

Fuente: Europa Press


Suben de nuevo los alquileres en la ciudad de Barcelona. El precio medio del arrendamiento en la capital catalana se situó en los 877’28 euros en 2017, lo que supone un incremento del 9’48% respecto al 2016, año en el que la media estaba en los 801’28 euros.


Con esta nueva subida la Ciudad Condal encadena cuatro años seguidos de aumentos, según el informe de la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona. Esta cifra contrasta con el periodo comprendido entre 2008 y 2013 cuando los alquileres habían bajado de precio año tras año.


Por distritos el estudio indica que el alza en los precios ha sido generalizada en todos, aunque ha oscilado, dependiendo de la zona, entre el 6% y el 12% respecto a 2016.


Los distritos que han acusado más el incremento han sido Sants-Montjuïc (+12’43%) y Ciutat Vella (+12’11%), seguidos de Nou Barris (+11’48%) y Horta-Guinardó (+10’38), mientras que los alquileres que menos han subido se han situado en Les Corts (+6’73%) y Sarrià-Sant Gervasi (+7’27%). Estos porcentajes muestran que los barrios en las que más han subido los precios han sido aquellos distritos menos caros.


En cuanto al número de alquileres formalizados en 2017, la cifra se colocó en los 49.953 nuevos contratos de arrendamiento, por encima de los 42.182 del año anterior. Se trata de una tendencia de repunte a la que ha contribuido la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 2013, que redujo de 5 a 3 años la duración mínima de los nuevos contratos.


Desde la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona han destacado que esta situación no responde a una dinámica de burbuja, sino a “desajustes” constatables entre la oferta y la demanda. Además advierten que esta demanda continuará subiendo por impactos como el del alquiler turístico, la mejora de las expectativas de renta, la reducción del paro y la necesidad de emanciparse de los jóvenes.


Por eso desde la entidad piden a las autoridades un “plan de choque” en el mercado de la vivienda, tanto en la de alquiler como en la de propiedad, que sirva para facilitar el acceso a familias con rentas moderadas o bajas y que no solo se quede en Barcelona, sino que se extienda al área metropolitana.  


   Los propietarios tardan 347 días en desahuciar a inquilinos morosos
   Los catalanes destinan más del 46% de su sueldo al alquiler de vivienda
   Salamanca en Madrid y Sarrià en Barcelona, los barrios más caros de España