Mireia Boya desmonta la DUI “simbólica” defendida por la mayoría de encausados por el Procés

|


Mireia Boya
Mireia Boya declara ante el juez del Supremo que la DUI no fue simbólica. Fuente: Europa Press


La expresidenta de la CUP en el Parlament de Catalunya, Mireia Boya, ha afirmado ante el juez del Tribunal Supremo que investiga el Procés, Pablo Llarena, que la declaración unilateral de independencia (DUI) no era cosmética o simbólica, sino que buscaba una “efectividad real”. La cupaire tira así por tierra la principal estrategia de defensa de la mayoría de encausados por el proceso independentista que relataron que la DUI había sido una declaración política y simbólica carente de valor jurídico y efectivo.


Según fuentes presentes en el interrogatorio, el instructor ha interrumpido por un momento el interrogatorio del abogado de Boya para pedirle a la exdiputada que le precisase un aspecto concreto del día de la declaración de independencia. Llarena quería saber si la DUI fue un acto “cosmético” o tenía intención de tener “efectividad”.


A esta cuestión, tal y como ha confirmado después la investigada a las puertas del Supremo, ha contestado que se buscaba que fuese efectiva, si bien ha reconocido que con la aplicación del 155 y la intervención del Gobierno, la DUI fue ineficaz y la materialización de la República quedó inoperativa: “Se vio truncada por el golpe de Estado que supuso la aplicación del artículo 155”.





La exdirigente de la CUP, que ha hecho ante los medios un llamamiento al "diálogo" entre los partidos de Catalunya y el Estado español para resolver lo que ha calificado como un “conflicto político”, también ha hecho referencia durante su interrogatorio a los hechos ocurridos el 20 y el 21 de septiembre y a los del  1 de octubre.


“Cazar con porras” y el “muro” de la Constitución


Mireia Boya, que ha declarado durante algo más de una hora y solo ha respondido a preguntas de su abogado y del juez, ha hablado de la violencia policial durante la jornada del referéndum y ha defendido que la Constitución es un "muro".


Sobre los incidentes durante los registros a edificios de la Generalitat, la política ha atribuido los destrozos que sufrieron vehículos de la Guardia Civil durante el asedio a la conselleria de Economía a los periodistas que cubrían las protestas. En este punto ha dicho que las movilizaciones que se llevaron a cabo entre septiembre y octubre fueron siempre pacíficas y que los únicos que ejercieron la violencia fueron la Policía Nacional y la Guardia Civil.


Así ha relatado que el 1 de octubre fueron “agentes de paisano” los que salieron a “cazar con porras a los independentistas” que se manifestaban a favor de la consulta y ha recordado que agentes de la Policía el 20 de septiembre “intentaron asaltar la sede de la CUP” –en referencia a la presencia de efectivos aquella jornada a las alrededores del edificio cupaire a la espera de una orden de registro que nunca llegó.


A preguntas de los periodistas tras finalizar el interrogatorio, Mireia Boya ha mencionado que el juez no le ha preguntado si acata la Constitución y ha defendido que ésta es “un muro” y que “ante los muros la gente se moviliza”. “He dicho que la interpretación de la Constitución no se tiene que convertir en un muro para dirimir un conflicto político. Hay que reformarla y apostamos por hacer una propia de forma participativa, desde abajo en un proceso constituyente propio”, ha añadido.


Se desvincula del ‘Enfocats’


La expresidenta de la CUP en el Parlament, que está imputada porque su nombre aparecía en el documento ‘Enfocats’ (considerada hoja de ruta independentista), ha asegurado ante el juez que nunca participó en el Comité Estratégico y que “no había visto nunca” este escrito hasta que leyó el atestado de la Guardia Civil.


De hecho ha afirmado ante los medios que su partido es una “organización que trabaja desde abajo” y que por tanto no aceptaría “una dirección clandestina que tomara decisiones en nombre de todos los ciudadanos”. “Ese documento no tienen ningún sentido, no hemos participado nunca en un comité estratégico”, ha sentenciado la anticapitalista.



Por último ha recomendado que las “próximas declaraciones” que hay previstas por parte de líderes independentistas imputados “tendrían que parecerse” a las que ha hecho ella hoy ante el magistrado Llarena, y ha lamentado que haya aún “cuatro presos políticos en la cárcel, que están secuestrados por el Gobierno español”. 


   Mireia Boya, sin prisión y sin medidas cautelares
   Boya y Gabriel piden al Supremo un informe de Mossos o Ertzaintza sobre el 'A por ellos' antes del 1-O
   ​Mireia Boya: “Tengo muy claro que si entro en prisión solo saldré cuando tengamos la República”