Puigdemont propuso a la CUP ser investido el 18 de febrero desde Bruselas

|


Puigdemont investidura 2016

Puigdemont en el pleno de investidura del 2016. Fuente: Europa Press


El candidato de JxCat a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, propuso el lunes a la CUP que el 18 de febrero le invista una asamblea de electos en Bruselas, según una circular que la formación cupaire ha enviado a la militancia.


Según ha publicado La Vanguardia, los anticapitalistas explican a sus bases en el documento lo que Puigdemont trasladó a los diputados Carles Riera y Vidal Aragonés, que acudieron a Bruselas a petición suya. El partido relata que les planteó crear una nueva institucionalidad formada por un Govern y una Asamblea de cargos electos constituyente que sea "un contrapoder al Estado desde el Exterior".


Concretan que el Parlament gestionaría las políticas públicas "tensando la legalidad constitucional, siguiendo las iniciativas políticas y legislativas acordadas en la asamblea en el exilio". Y la asamblea sería "la real dirección política", de la que Puigdemont propone que formen parte tanto JxCat como ERC, la CUP e independientes, según los cupaires.


"Desde el Govern y la Asamblea constituyente en el exilio se configurarían las siguientes realidades: Govern real y Asamblea constituyente; política internacional e internacionalización de la República, activismo internacional, Diplocat y un Think Tank republicano", explican.


El plan A


Con esa estructura, la hoja de ruta de Puigdemont tendría su primera etapa este jueves o el viernes, cuando puede presentarse en el Parlament una propuesta de resolución de "reconocimiento restitutivo del Presidente Puigdemont e invocación del 1 y del 27 de octubre".


A continuación, el plan pasa por plantear una reforma de la Ley de la Presidencia que permitiese investir a Puigdemont de manera telemática, ya que el candidato de JxCat está encausado por el 1-O y pesa sobre él una orden de detención si pisa territorio español. La manera de modificar esta ley sería la lectura única, procedimiento de máxima urgencia que permitiría que el pleno de investidura en el Parlament se celebrara el jueves 15 de febrero.


Este procedimiento está amparado por el Consell de Garanties Estatutàries de la Generalitat (CGE) y por el Tribunal Constitucional (TC), pero sólo para casos caracterizados por su simplicidad y por generar un amplio consenso, y si los grupos pueden presentar enmiendas y pedir dictamen al CGE.


Por eso, también se contempla la posibilidad de que no se pueda modificar la norma por vía de urgencia; en ese caso "no se convocaría" ese pleno de investidura de Puigdemont vía telemática.


El plan B


Si no se pudiera cambiar la Ley de la Presidencia, es cuando se convocaría la Asamblea de electos y la investidura de Puigdemont como "presidente del Consell de la República", en un acto el domingo 18 de febrero en Bruselas, y también una investidura posterior de Puigdemont en el Parlament el día 21 ó 22.


Pero si esa investidura en la Cámara no fuera posible porque Puigdemont no puede investirse a distancia, se prevé "investir a otro candidato de JxCat". "No se nos traslada ningún nombre. Toda la propuesta versa sobre la idea de que esta última posibilidad implicaría que la Presidencia de Barcelona tuviese un carácter simbólico obedeciendo los mandatos de Bruselas", dicen los cupaires en su circular.


También explican a la militancia que se les ha pedido participar en la redacción de la Propuesta de Resolución de esta semana y se les invita a presentarla conjuntamente: eso se adecuaría al mandato de la dirección de la CUP "en función del contenido de la propuesta y la modificación de la ley de presidencia".


Fuentes de JxCat consultadas sostienen que no es una propuesta cerrada y que hay otras encima de la mesa, mientras que fuentes de ERC señalan que el acuerdo no será inminente y exigen que la propuesta final sea "viable y efectiva". Por su parte el tercero en discordia, la CUP se ha abierto ahora a la posibilidad de nombrar a otro candidato que no sea Puigdemont.



   ​La CUP abierta ahora a investir a otro que no sea Puigdemont
   ​ERC no ve viable ni efectiva la reforma de la ley para la investidura de Puigdemont
   Elsa Artadi habla de pacto inminente entre el bloque independentista