​El PP busca prohibir los indultos por rebelión y el PDeCAT ve en esta propuesta una “idea de venganza”

|


Catalu00e1

Rafael Catalá, ministro de Justicia, en el Congreso. Fuente: Europa Press


El ministerio de Justicia, Rafael Catalá, defiende que la propuesta del PP de prohibir que se pueda indultar a condenados por delitos de rebelión y sedición responde a una “demanda social” y los independentistas apuntan a que se trata de una “venganza”.


En los pasillos de la Cámara Baja, Catalá ha justificado este miércoles esta iniciativa del Partido Popular alegando que se trata de una “verdadera demanda social” y que como Gobierno tienen “la responsabilidad de traer al Congreso lo que consideramos que son los debates sociales y lo que la sociedad española está demandando en este momento”.


Así se ha referido el popular a la enmienda presentada en el Congreso a la proposición de ley del PSOE de reforma de la vigente Ley del Indulto. Con ella pretenden prohibir que se indulte en casos de violencia de género, de corrupción, de financiación ilegal de partidos, de homicidio doloso, de terrorismo, de genocidio, de trata de blancas y de delitos contra la Corona, entre otros.


No obstante la polémica vendría de la mano del independentismo ya que el Grupo Popular ha propuesto que se elimine la posibilidad por parte de un Gobierno de indultar a los penados por rebelión, sedición y traición, delitos por los que se encuentran encausados exmiembros del Govern y del Parlament de Catalunya.


El principal escollo para que esta enmienda siga adelante es el PSOE, ya que el PP tiene ya el apoyo de Ciudadanos. Los socialistas, que han criticado que con esta iniciativa los populares buscan desviar la atención sobre la corrupción, han dicho que la estudiarán. Ahora queda por saber si el Grupo Socialista seguirá el camino de Miquel Iceta (presidente del PSC que en campaña propuso el indulto para los líderes independentistas) o si se unirán al ‘bloque del 155’.

La enmienda de la “venganza”


El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha considerado que esta modificación impulsada por el PP forma parte de una estrategia de “venganza” y retrotrae al “franquismo puro”.


Desde los pasillos de la Cámara Baja se ha quejado de que esta propuesta “forma parte de la idea de venganza con la que el PP pretende aplicar la Justicia” y añade que “en una democracia consolidada, mensajes de que pongan el acento en que debe castigarse a aquellas personas que cuestionan democráticamente la unidad de España forman parte de una cultura de puro franquismo”.


Desde su punto de vista ni la prohibición de indultos ni la aplicación de la inhabilitación para cargos procesados ayudan a resolver la cuestión catalana, sino que “complican” la situación. “Vamos a dar la batalla”, ha sentenciado.



En cuanto a la inhabilitación, el demócrata ha anunciado la enmienda a la proposición para modificar la ley que tramita el Congreso a instancias del PSOE para que se introduzca un cambio en la  Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM). El objetivo del PDeCAT es que se impida que los acusados por rebelión (delitos que se imputan a los impulsares del Procés) puedan ser inhabilitados cuando sean procesados, es decir, antes de ser condenados en sentencia firme.


   Iceta insiste en su apuesta por el indulto y rechaza la investidura de Puigdemont
   ​ERC no ve viable ni efectiva la reforma de la ley para la investidura de Puigdemont
   ​Rajoy niega que el FLA financiara el 1-O y Montoro tiene sus dudas