​Jordi Sànchez desvela “conversaciones” con el Gobierno de Rajoy antes del 1-O

Acusa a la prensa de los destrozos de vehículos de la Guardia Civil
|


JOrdi Su00e0nche

Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Fuente: Europa Press


El expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, afirmó ante el juez Llarena que hubo contactos entre el Gobierno español y el independentismo días antes del 1 de octubre, que el referéndum fue ilegal y que los destrozos de los vehículos de la Guardia Civil el 20 de septiembre frente a la conselleria de Economía fueron culpa de periodistas.


El ahora diputado de JxCat declaró ante el magistrado del Tribunal Supremo que instruye la causa contra el Procés que el soberanismo tuvo “conversaciones con representantes del Gobierno de España” en los días previos al 1-O y que estos mensajes, que dice tener guardados, no hacían presagiar la actuación policial que se produjo la jornada de votación.


“Hacían prever que podría haber en algún lugar alguna tensión, algún altercado, pero no lo que ocurrió el 1 de octubre, porque el propio auto de la juez hablaba de principio de proporcionalidad”, dijo a Pablo Llarena el 11 de enero, según los fragmentos publicados por La Vanguardia. No obstante Sànchez reconoció que fue un error” pensar que “como ya sucedió con la consulta del 9 de noviembre habría una prohibición”, pero también una “acción de oportunidad de los cuerpos y fuerzas de seguridad que lo único que garantizarían era que no hubiera incidentes”.


En cuanto al referéndum, que comparó con el 9N, señaló que era un “acto ilegal” y que preveía que la votación no tendría validez porque, como ocurrió con la consulta promovida por Artur Mas, una decisión del Tribunal Constitucional la habría anulado. Asimismo defendió ante el juez que él no era partidario de la vía unilateral, que la DUI no era el camino y que esta declaración “no se publicó” por lo que “tuvo la validez que tuvo”:


“Yo ya dije que el día 27 de septiembre no se vota para hacer una DUI. Ese no es el recorrido, no es el camino. Eso lo dije cuando fui nombrado presidente de la ANC y no hoy que estoy en Soto del Real. Mi opinión sobre la declaración unilateral de independencia ha sido siempre la misma, no ha variado”, apuntó en respuesta a la Fiscalía.


La culpa fue de la prensa


Preguntado por la concentración ante la sede de la conselleria de Economía de la Generalitat durante los registros policiales del 20 de septiembre, Jordi Sànchez acusó a “profesionales de prensa” de los primeros destrozos contra vehículos de la Guardia Civil a los que, según él, se subieron para sacar fotografías.


Por otra parte el expresidente de la ANC aseguró que estuvo en contacto con el teniente del cuerpo, quien le dijo que había armas en los coches, por lo que los voluntarios de la entidad civil crearon un cordón a su alrededor. Al tiempo subrayó que este teniente sabía que tanto él como el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, se iban a subir a los vehículso porque no disponían de megafonía para dirigirse a la multitud: “Se lo comuniqué al teniente y el mismo teniente me dijo que a los vehículos ya no les venía de ahí”, si bien admitió que no había recibido una autorización expresa.


Por último el diputado de Junts per Catalunya pidió a Llarena que le diera un “margen de confianza” y lo pusiera en libertad (cosa que rechazó ayer en un auto en el que apuntó al “alto riesgo” de reiteración delictiva), porque el mismo juez condicionó esta medida a que demostrara un cambio de actitud: “No sé cómo puedo demostrar desde Soto del Real lo que en un auto del 4 de diciembre usted plantea que hay que demostrar una actitud”.


El magistrado del Supremo rechazaba ayer su petición de excarcelación argumentando que habían aparecido nuevos elementos de soporte que señalaban a la implicación de Sànchez en el proceso independentista. Y además destacaba su condición de diputado de JxCat, candidatura que, según el instructor, sigue teniendo como objetivo lo que les llevó a los tribunales: saltarse las leyes y la Constitución para llevar a cabo la independencia de Catalunya.


   El Govern aseguró al estudiante que ideó un sistema de votación para el 1-O que les ampararía la Ley del Referéndum
   El juez Llarena deja en la cárcel a Jordi Sànchez
   ​La Guardia Civil requiere los correos electrónicos de Sánchez y Cuixart