El Parlament activa seis comisiones, pero suspende las preguntas al Govern por el 155

|


Reuniu00f3n Mesa Parlament

Reunión de la Mesa del Parlament. Fuente: Europa Press


La actividad del Parlament arranca tras la parálisis de los últimos meses causada por el Procés y por la intervención del Gobierno en Catalunya por medio del 155 de la Constitución. Por un lado los representantes de los grupos parlamentarios han decidido ponerse manos a la obra y activar seis comisiones, mientras que en contraposición los miembros de la Mesa han acordado suspender las preguntas al Govern.


La Junta de Portavoces del Parlament, a petición del PSC, que ha dicho que no puede ser que pasen tantos meses sin actividad parlamentaria, ha tomado la decisión de empezar a dar respuesta a la ciudadanía y para ello ha decidido activar las seis comisiones no legislativas que pueden ir funcionando a pesar de que no haya Ejecutivo.


De esta forma los portavoces de los grupos parlamentarios han acordado iniciar el trabajo de las comisiones de control a al Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), la de las sindicaturas de Greuges y de Cuentas, la de Peticiones, la del Estatuto del Diputado y la de Materias Secretas y Reservadas.


En una próxima reunión se perfilarán los detalles de estas comisiones tales como quién las presidirá y cuántos representantes de cada grupo habrá. Es precisamente esta última cuestión uno de los puntos más polémicos que deben negociar los grupos, ya que los independentistas podrían tener mayoría en todas las comisiones.


Suspendidas las preguntas de los grupos al Govern


Si bien la actividad parlamentaria podrá arrancar en las próximas semanas, la normalidad no llega a la Cámara, ya que la falta de un Ejecutivo impide, según ha decidido la Mesa, llevar a cabo las preguntas de control al Govern.


La Mesa del Parlament, que todavía no tiene en su poder el informe de los letrados sobre los plazos para la investidura (el servicio jurídico no tiene listo el documento), ha acordado que las preguntas de los grupos al Gobierno catalán no llegará, por el momento, a contestarlas ningún miembro del Ejecutivo. El órgano rector de la Cámara ha decidido aceptarlas a trámite, pero no trasladarlas a la Generalitat por lo que quedarán suspendidas en el Parlament.


Fuentes parlamentarias han explicado a Europa Press que la decisión de la Mesa este martes supone un cambio de criterio” con respecto a la reunión que mantuvieron la semana pasada. En aquel encuentro decidieron tramitar las preguntas normalmente, aunque reconocieron que desconocían de quién provendría la respuesta: si de un técnico del Govern o de alguien asignado por el ministerio correspondiente, al aplicarse el artículo 155.


El primer grupo en registrar preguntas al Govern fue CatECP, cuya diputada Marta Ribas preguntó en la reunión de la Mesa quién respondería a las cuestiones. Normalmente suelen hacerlo técnicos del Parlament y los firma un responsable político (generalmente un conseller).  Según el reglamento de la Cámara deben contestarse “15 días después de haber sido publicadas” en el BOP (Butlletí Oficial del Parlament). Sin embargo con esta nueva línea de actuación la Mesa recogerá las preguntas pero no las enviará a nadie y los plazos para responder quedarán en suspenso hasta que se aclare la situación.


   Albiol pierde su escaño en el Senado
   Jordi Sànchez considera posible que Puigdemont pueda gobernar desde Catalunya
   Comuns recuerdan a ERC y la CUP que suman más que JxCat para proponer una alternativa a Puigdemont