Generosidad

Las personas generosas son más felices

Una investigación de la Universidad de Zurich (Suiza) revela que la generosidad hace más feliz a la gente, incluso si sólo son un poco generosos. El simple hecho de prometer ser más generoso ya es suficiente para provocar un cambio en nuestro cerebro que nos hace más felices