El Constitucional andorrano ha dejado sin efecto los registros que el 8 de junio de 2017 se hicieron en domicilios personales y despachos de los hermanos Higini y Ramon Cierco, accionistas mayoritarios de BPA hasta su nacionalización

Comenta