Wilman Asprilla, apasionado de las Redes Sociales y las comunicaciones, hizo parte de la Escuela de Comunicadores para la Paz en Dabeiba, Antioquia. Amante de la pedagogía y los temas medio ambientales. Soñaba con hacer parte de @NCprensa. Anoche le apagaron su sueños y anhelos. pic.twitter.com/vxyImfqhVj

— Pablo Catatumbo (@PCatatumbo_FARC) January 18, 2018